Steph Curry quebró este martes el récord de canastos de tres puntos en la historia de la NBA que pertenecía a Ray Allen en el primer parcial del partido contra los Knicks en Nueva York.

El escopetero de los Warriors de Golden State se había quedado corto en el juego del lunes contra los Pacers de Indiana, cuando, necesitando seis es para empatar y siete para romper el récord, ‘solamente’ anotó cinco.

Pero temprano en el choque celebrado en el Madison Square Garden logró empatar con Allen al anotar el triple número 2,973 y poco después, restando 7:34 del segmento, atinó el 2,974 que le dio la delantera.

El partido fue detenido y Curry se confundió en un abrazo, entre muchos otros, con su dirigente Steve Kerr, el propio Allen, quien estaba presente en el Garden, y con su padre Dell, quien estaba ubicado en los asientos junto al tabloncillo.

Como un dato estadístico impresionante, Allen consiguió anotar 2,973 triples en 1,300 partidos, mientras que Curry lo superó en solamente 789.