Aunque la decisión de retrasar el comienzo de la temporada femenina hasta abril representa un gran alivio, el apoderado de las Changas de Naranjito, Lcdo. José Rojas, va a proponer adicionalmente en la reunión que tiene pautado el organismo para el 29 de enero que se juegue sin refuerzos.

“Realmente, debido a que casi todas  las jugadoras que están jugando afuera van a estar disponibles, y hay dos equipos menos (Ponce y San Juan) cuyas jugadoras están disponibles, no veo razؚón para que haya refuerzos”, dijo. “Podemos tener una temporada parecida a la que tuvimos en 2019, cuando todas las jugadoras estaban aquí, y se jugó sin refuerzos”.

“De hecho”, dijo, “en una reunión reciente yo presenté una moción en ese sentido y me la derrotaron por un voto, así que es posible que la presente otra vez”.

La moción original, de paso, fue presentada en circunstancias muy diferentes, cuando todavía se proyectaba comenzar la temporada el 17 de febrero, y con la ausencia de todas las jugadores estelares que están activas en las ligas extranjeras.

“Realmente el talento disponible entre las refuerzos era tan poco que ya yo pensaba que era mejor jugar sin refuerzos”, dijo.

“Y aunque de todos modos íbamos a jugar, a mí se me iba a hacer muy difícil la temporada”.

“De hecho, ahora mismo el municipio cerró por completo la Gelito Ortega por la pandemia y no íbamos a poder practicar”, agregó.

Aunque no contará con su estelar Andrea Rangel, que está embarazada, Naranjito se fortaleció considerablemente en el sorteo del 11 de diciembre, al escoger a la esquina-opuesto Génesis Collazo y Debora Seilhamer, de las suspendidas Sanjuaneras de la Capital; a Shannon Torregrosa, Kathia Sánchez, Carelis Rojas y Zoé Sostre.

Collazo, que está jugando en Europa, ahora debe estar disponible desde el primer momento, al igual que Paola Rojas y Noami Santos-Lamb, junto a figuras como Legna Hernández, la colocadora Jamieson Lee y la libero Okiana Valle.

“Si se juega con refuerzos, posiblemente traigamos a Alison Bastianelli, que jugó muy bien en la pasada temporada, pero, si no, haríamos un movimiento con otra de las jugadoras para que acompañe a Paola”, dijo.

“Pero de cualquier manera vamos a tener un equipo competitivo”.

La postergación del inicio del torneo también permite que Naranjito complete con más calma la contratación de un nuevo dirigente, en sustitución del renunciante Jamille Torres.

Pero eso está por resolverse.

“Ya tenemos a una persona identificada, que está interesada”, dijo el apoderado, “pero todavía no hemos acordado la parte económica”.

“Espero hacer el anuncio próximamente, pero cuando ya tengamos un contrato”.