Robbie Ray, de los Azulejos de Toronto, y Corbin Burnes, de los Cerveceros de Milwaukee, responsables en buena medida del éxito que tuvieron sus respectivas novenas en la temporada del 2021, fueron anunciados este miércoles como los ganadores del Premio Cy Young al mejor lanzador de cada circuito.

El zurdo Ray superó ampliamente en la votación de la Asociación de Escritores de Béisbol de América a los otros dos finalistas en la Liga Americana, los derechos Gerrit Cole, de los Yankees de Nueva York, y Lance Lynn, de los Medias Blancas de Chicago.

Ray, que obtuvo 29 de los 30 votos al primer lugar, es el primer pitcher de los Azulejos que se lleva este honor desde que el miembro del Salón de la Fama, Roy Halladay, lo hizo en el 2003. Cole, que terminó en el segundo puesto, obtuvo el otro voto para el primer lugar.

Ray tuvo marca de 13-7 y un promedio de efectividad de 2.84 en 193.1 entradas lanzadas. Su total de 284 ponchetes fue el más alto de todas las Ligas Mayores este año.

Por su parte, la votación en el  caso de Burnes fue más cerrada, pues superó apretadamente a Zack Wheeler, de Filadelfia, para hacerse del premio. Los dos recibieron 12 votos del primer lugar, pero Burnes consiguió 14 del segundo y tres del tercero para totalizar 151 puntos, mientras que Wheeler obtuvo nueve votos del segundo lugar y cuatro del tercero para 141 puntos.

Max Scherzer ocupó el tercer sitio.

Burnes, quien tuvo marca de 11-5 y promedio de carreras limpias de 2.43 a pesar de haberse perdido las dos primeras semanas del torneo por covid-19, fue el primer pitcher de Milwaukee en obtener el galardón en la Liga Nacional. Pete Vuckovich en 1982 y Rollie Fingers en 1981 habían obtenido el trofeo cuando los Cerveceros jugaban todavía en la Liga Americana.