TOA BAJA — Un evento lleno de color y entusiasmo sirvió de marco para la clausura de la séptima edición de los Juegos de Puerto Rico. El complejo Avoli en Toa Baja fue el escenario de la culminación de este magno evento deportivo que agrupó aproximadamente a 8,000 atletas juveniles de toda la Isla. 

“Estoy muy complacido con los resultados de esta edición de los Juegos de Puerto Rico. Fueron cinco días intensos en los que los jóvenes demostraron su calibre en las distintas disciplinas deportivas. Incluso, algunos establecieron nuevas marcas. Estamos agradecidos del recurso humano que dio el todo por el todo para garantizar el éxito de esta jornada deportiva y de nuestros colaboradores”, estableció Ray J. Quiñones, secretario del Departamento de Recreación y Deportes (DRD).   

Las delegaciones se premiaron en cinco renglones. En el primero, los eventos recreoculturales, el municipio de San Lorenzo se alzó con la copa de oro, mientras que los de Toa Baja y Peñuelas se alzaron con las de plata y bronce, respectivamente. En el deporte adaptado, los campeones fueron los atletas que representaron a San Juan. El segundo lugar fue para los de Carolina, mientras que San Lorenzo logró el tercer lugar.

En la división número uno, la copa de oro se la llevaron los atletas de San Juan, la de plata los de Guaynabo y la de bronce los de Caguas. Entre tanto, en la segunda división los ganadores fueron Río Grande (campeón), Barranquitas (subcampeón) y Caguas (tercera posición). Por su parte, en la tercera división se destacaron los grupos de Las Piedras (oro), San Sebastián (plata) y Cataño (bronce). 

“Para estos jóvenes, esta oportunidad les brinda un espectro más amplio de la actividad deportiva y los incentiva a continuar luchando por sus metas. No podemos dejar de agradecer al municipio de Toa Baja y su alcalde Betito Márquez por su apoyo incondicional para que este evento fuera todo un éxito”, puntualizó el titular del DRD. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*