La defensa titular obligatoria de Teófimo López ante el australiano George Kambosos ha dado más vueltas que un trompo, en parte debido a las sorpresivas exigencias hechas por el neoyorquino de padre hondureño luego de conquistar tres de los cuatro títulos del peso ligero al vencer por decisión unánime al hasta entonces considerado imbatible Vasyl Lomachenko el pasado 27 de octubre en el MGM Grand de Las Vegas. 

Paso a paso, Teófimo (16-0 y 12 nocauts), quien ha vituperado en el camino prácticamente a todos los boxeadores del planeta, se distanció también de su promotor, Top Rank, en protesta por las bolsas que le estaban ofreciendo y terminó provocando que la pelea con Kambosos (19-0 y 10) fuera a una subasta que ganó la empresa Triller, más bien especializada en conciertos y seudoespectáculos, al ofrecer más de $6 millones. Lo cual quería decir que Teófimo, que ni siquiera era una superestrella, iba a estarse ganando más de $4 millones en su primera defensa frente a un rival prácticamente desconocido. 

Claro, luego Triller programó la pelea para el 19 de junio en Miami, la cual se aplazó cuando López dio positivo al covid-19, se reprogramó para el 14 de agosto y se volvió a aplazar debido a restricciones relacionadas con la pandemia y Teófimo apeló a la FIB —que era la que estaba empujando la defensa obligatoria— para que sacara del panorama a Triller cuando la empresa volvió a aplazar la pelea hasta el 4 de octubre y luego quería moverla para el 16 de octubre y estaba hablando de aplazarla una vez más. 

Así, la FIB perdió el depósito de $1.2 millones que había hecho para garantizar la pelea —suma que fue repartida entre los peleadores a razón de 75 a 25%— y la pelea la heredó el promotor británico Eddie Hearn, de la empresa Matchroom, que había quedado segunda en la subasta con una oferta de $3,506,000, y la presentará este sábado por DAZN desde el teatro Hulu del Madison Square Garden, con capacidad para unos 5,000 espectadores. 

Caraballo viene de perder ante el excampeón olímpico cubano Robeisy Ramírez. [suministrada]

A pesar de los pesares, Teófimo es un amplio favorito —11-1 y 6-1— sobre Kambosos, de ascendencia griega, quien se ha dado a conocer mayormente por ser el habitual compañero de guanteos de Manny Pacquiao en sus últimas peleas. 

Eso quiere decir que hay que apostarle $11 a Teófimo para ganar $1 y se ganaría $6 por cada $1 apostado a Kambosos. 

Pero algunos analistas creen que, a pesar de que no se ha enfrentado a grandes rivales, aunque viene de vencer por decisión al excampeón mundial británico Leer Selby en octubre de 2020 en Inglaterra, Kambosos es un buen peleador, de vasta experiencia amateur, que además se ha mostrado sumamente confiado en los días previos a la pelea con Teófimo: igual que lo había estado Teófimo antes de su pelea con Lomachenko. 

En el mismo programa, el mayagüezano Félix ‘La Sombra’ Caraballo (13-3-2 y nueve), quien  tiene derrotas ante Shakur Stevenson y Robeisy Ramírez en sus dos últimas presentaciones, se medirá a 10 asaltos con Raymond Ford (9-0-1 y cinco), un zurdo de New Jersey de 22 años de edad. 

Entretanto, la neoyorquina de ascendencia boricua Christina Cruz, quien formó parte de la Selección Nacional boricua que en vano entrenó para tratar de clasificar para las Olimpiadas, hará su segunda pelea como profesional esa noche cuando se mida a Maryguenn Vellinga Hinz (3-1-2 y dos). 

Cristina venció por decisión en cuatro asaltos a Indeya Smith (1-2-1) en su debut el 3 de agosto en el mismo escenario. 

También el 27 de noviembre, pero en una cartelera en Tenesí, estará activo el peso completo de ascendencia boricua Amisael Jiménez (4-0 y cuatro nocauts), exmiembro de la Selección Nacional boricua como superpesado. 

Natural y radicado en Tenesí, de padre puertorriqueño y madre mexicana, Amisael se enfrentará a seis episodios con Thomas Hawkins (4-7 y uno). 

Por otro lado, en el Park Theater de Las Vegas y en una transmisión por Showtime se enfrentarán en una pelea unificatoria el texano Brandon Figueroa (22-0-1 y 17), campeón supergallo del CMB y la AMB, y Stephen Fulton (19-0 y ocho), monarca de la OMB.