El juego inaugural de la temporada de la Confederación Puertorriqueña de Voleibol (Copuvo), que debía celebrarse este viernes a las 8:00 p.m. en Aguas Buenas fue cancelado desde el jueves debido a un posible positivo al covid-19 en las filas de las visitantes Correcaminos de Toa Alta. 

“Teníamos todo preparado, pero ocurrió esto”, dijo Néstor Rivera, director de Recreación y Deportes de Aguas Buenas. 

“Pero ahora hay que seguir el protocolo y esperar que se les hagan las pruebas”. 

El partido iba a representar el debut de Jetzabel del Valle, como dirigente de las Tigresas de Aguas Buenas, equipo que cuenta con la central de la selección nacional y de las campeonas Criollas de Caguas, Diana Reyes. 

Toa Alta es el equipo que iba a jugar inicialmente en Toa Baja y que se mudó al no llegar a un acuerdo con ese municipio. 

Debe dirigirlo Ismael Morales y contar en sus filas, según parece, con Kanisha Jiménez y Nicole Cruz, aunque todavía el jueves no se habían difundido los rosters oficiales de los equipos. 

Ahora la temporada de la Sección A, que cuenta con 10 equipos que pueden tener hasta cinco jugadoras de la Liga Superior, comenzará con los partidos de este sábado 9 de octubre: Guaynabo visitando al San Juan Volleyball Club en el coliseo de Gurabo; Naranjito a Cataño en La Puntilla y Humacao a Salinas en el Angel ‘Cholo’ Espada. 

El domingo, Aguada visitará a las 7:00 p.m. a Dorado y Salinas a Guaynabo en el coliseo Mario Jiménez a la misma hora, de acuerdo al itinerario de la liga. 

El juego de Cataño en Toa Alta, señalado para las 8:00 p.m., también fue cancelado. 

La liga tiene programados sus juegos para los viernes, sábados y domingos hasta terminar su temporada regular de 10 partidos el 5 de diciembre.