Carlos Correa estaba ‘sentado’ esperando un rectazo de humo del zurdo cubano Carlos Rodón. Se lo sirvió, y lo aprovechó.

El paracorto puertorriqueño de los Astros de Houston disparó un cohete al jardín izquierdo para impulsar las dos carreras con las que su equipo tomó ventaja de 2-1 sobre los Medias Blancas de Chicago el martes en el cuarto juego de la Serie Divisional de la Liga Americana, camino a un victoria 10-1 que los impulsó a la Serie de Campeonato contra los Medias Rojas de Boston.

“Noté que Rodón estaba ponchando a todo el mundo con su bola rápida, y luego se daba en el pecho y gritaba”, le dijo Correa a la prensa luego del partido.

“Yo estaba en conteo de 0-2, con las bases llenas, así que él va a querer poncharme para seguir dándose en el pecho y gritar. Así que me dije: ‘No voy a dejar pasar una bola rápida’. Yo estaba 100 por ciento comprometido con una bola rápida. Me la tiró, y capitalicé”.

Con su doblete, el jugador de 27 años que será agente libre tan pronto termine la Serie Mundial, remolcó sus carreras 53 y 54 en la postemporada, empatando con el astro dominicano Albert Pujols en el liderato histórico de careras empujadas en juegos de playoffs entre los jugadores activos. Ambos ocupan la sexta posición de todos los tiempos.

El torpedero que ha participado en 67 juegos de postemporada en su carrera, ahora solo tiene por delante en el listado vitalicio de remolcadas en juegos de playoffs al puertorriqueño Bernie Williams (80); el dominicano Manny Ramírez (78), David Justice (63), Derek Jeter (61) y el dominicano David Ortiz (61).

Respaldado por su trayectoria, y con al menos cuatro juegos más en su cercano futuro, no dude que Correa supere a Pujols en los próximos días aun cuando el dominicano está en la contienda todavía con los Dodgers de Los Angeles.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*