Uno de los equipos más curiosos de la próxima temporada de las Confederaciٕón Puertorriqueña de Voleibol (Copuvo), que comienza este mes con muchos equipos llenos de estrellas de la Liga Superior, es uno compuesto exclusivamente por jugadoras juveniles.

“Ninguna de nuestras jugadoras llega a los 17 años”, dijo José Mulero, el libero de los Changos de Naranjito en la Liga Masculina, que estará dirigiendo al nuevo equipo, compuesto por jugadoras de la San Juan Volleyball Club, que está afiliado a la Federación Puertorriqueña de Voleibol.

“Es un club privado como cualquier otro, donde yo estoy dirigiendo”, explicó, “y el nivel es muy alto”.

Aunque Copuvo tiene dos secciones y la B es para equipos primordialmente juveniles, el San Juan Volleyball Club va a estar en la A, enfrentándose con equipos que pueden contra con hasta cinco jugadoras que hayan estado activas este año en la Liga Superior.

“Como ya para el año que viene muchas de estas jugadoras van a ir a jugar en universidad, una de las cosas que le propusimos a los padres es que, para ayudar a seguir subiendo su nivel, nuestro equipo juegue en una liga fuerte, en el mayor nivel posible, como la Copuvo, lo que sin duda las va a ayudar”, explicó Mulero.

Ninguna de las jugadoras de San Juan Volley llega a los 17 años. [suministrada]

“Entre otras cosas, cuando vayan a la universidad —o a jugar como profesionales— ya no van a estar jugando a tres sets, como hacen en sus escuelas, sino a cinco, y esto las va a ayudar a coger esa experiencia”.

“Ahora mismo, dos de nuestras jugadoras están con el equipo de Puerto Rico en el Mundial de Sub-18 que se juega en México: la capitana de la selección, la medio-opuesto, Paola Martell, y la esquina Nahirka Malpica”, agregó.

El conjunto, sin embargo, sí cuenta con un apoderado, Josué Vázquez, y una coapoderada, Mary Flores, quienes consiguieron los uniformes: “Unos uniformes color rosa en concientización a la prevención del cáncer de mama”, dijo Mulero.

“Pero no es un equipo en el que se les vaya a pagar ni nada”, dijo.

El equipo de San Juan Volleyball jugará tres de sus cinco partidos locales en Gurabo y los otros dos en Juncos.

“Aunque todas las victorias son buenas, nuestra intención no es ir a buscar resultados, sino experiencia”, agregó Mulero, de 29 años de edad.

“Yo empecé a jugar Superior a los 14 años y llevo seis años dirigiendo, y creo que puedo ayudarles en su desarrollo”.

Mulero, de paso, ya tiene incluso experiencia como dirigente de Copuvo, habiendo estado al mando de Dorado en la temporada de 2019, la última en celebrarse.

El primer partido del equipo será el sábado 9 de octubre en el coliseo de Gurabo contra Guaynabo.