En lo que se espera que sea la antesala para un futuro enfrentamiento con el ganador del combate entre Tyson Fury y Deontay Wilder, el británico Anthony Joshua defenderá este sábado sus cetros pesados de la OMB, la AMB y la FIB, cuando se enfrente en el Tottenham Hotspur Stadium de Londres al ucraniano Oleksandr Usyk. 

De 31 años de edad, Joshua,  6-6 de estatura y con marca de 24-1 y 22 nocauts, estará exponiendo por segunda vez los cetros que recuperó al derrotar por decisión a Andy Ruiz el 7 de diciembre de 2019 en Diriyah, Emiratos Arabes. 

Y es un favorito de casi 3 a 1 en las casas de apuestas para vencer al Usyk, un zurdo de 34 años de edad y 6-3 de estatura con marca de 18-0 y 13 que ha hecho dos peleas desde que subió a la división máxima en 2019, luego de haber reinado como campeón indiscutido —de los cuatro organismos principales— en el peso crucero. 

Pero aunque como crucero su peso máximo era de 200 libras, Usyk, retador obligatorio pesado por la OMB, no ha tenido problemas en amoldarse a su nueva división, al haber pesado 249 y 242 libras respectivamente, para sus triunfos por nocaut en siete asaltos sobre Chazz Witherspoon en octubre de 2019 y por decisión en 12 asaltos sobre Dereck Chisora en octubre de 2020. 

Joshua pesó 240 para su última presentación: un nocaut en nueve asaltos sobre el búlgaro Kubrat Pulev el pasado 12 de diciembre en Londres. 

Al igual que Joshua (oro como superpesado en las Olimpiadas de 2012 en Londres), Usyk es un medallista dorado olímpico, habiéndose coronado como peso completo en esos mismos juegos. 

Pero aunque ambos poseen buena técnica boxística, distando mucho de los típicos movimientos lentos y torpes de muchos pesos completos, se considera que Joshua debe dominar la pelea con su alcance y pegada. 

“No veo nada en el arsenal suyo que pueda hacerme daño”, dijo con gran confianza recientemente. “No trae nada que yo no haya visto antes”. 

“Pero somos dos medallistas de oro que nunca hemos eludido a nadie y estamos acostumbrados a enfrentar los retos”. 

“Y luego de esto debe ocurrir la pelea con Fury, que ahora será mucho más grande lo que iba a serlo antes”, agregó Joshua, quien tenía previsto unificar con el también  británico Fury antes de que la OMB amenazara con quitarle su título si no lo defendía obligatoriamente ante Usyk. 

Fury defenderá su cetro del CMB ante Wilder el 9 de octubre en Las Vegas. 

La pelea será transmitida por DAZN sin costo adicional para los subscriptores regulares de esa plataforma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*