La NBA está relativamente contenta con su política en relación a la vacunación entre los jugadores, aunque hay sus excepciones. 

Según informes, más de un 90% de los jugadores está completamente vacunado, con el resto justificándose a través de una variedad de razones, pero al parecer, ninguna como la del armador de los Nets de Brooklyn, Kyrie Irving. 

De acuerdo a un reportaje de la revista Rolling Stone, el siete veces All-Star comenzó recientemente a dar likes y a seguir cuentas en Instagram que afirman la existencia de “sociedades secretas” que están implantando chips en las vacunas en un plan para conectar a los negros a una computadora maestra como parte de “un plan de Satanás”.

Aunque para cualquier persona coherente le parecería chiste, la desinformación y las teorías de conspiración se han estado extendiendo a través de los no vacunados en la NBA y por todo Estados Unidos, y la liga está en alerta.

Según FOX Sports, al comisionado Adam Silver le preocupa que Kyrie, junto con otros jugadores como Jonathan Isaac, del Magic de Orlando, opten por no participar en los juegos donde se requiere la vacuna, que en el caso de Irving incluiría todos los juegos locales por la política de Nueva York de salud y seguridad que requiere vacunas en eventos en lugares cerrados. También, los no vacunados perderían los juegos de visitantes en la cancha de los Knicks; ambos equipos de Los Angeles; los juegos en Golden State y los de los Pelicans de New Orleans por políticas parecidas en dichas ciudades. 

“Hay tantos otros jugadores aparte de él que están optando por no participar, me gustaría pensar que abrirían un camino, una opción”, comentó la tía de Kyrie Irving, Tyki Irving. “Podría dejarlo jugar cada tercer partido. Así todavía te da una temporada completa de interacción y de estar en la cancha, pero con las limitaciones que, por supuesto, te oprimen. Puede haber alguna fórmula en la que la NBA y los jugadores pueden llegar a algún tipo de acuerdo”, concluyó la tía hablando a nombre del jugador como una de sus asesores.

En el caso de Isaac, citó una posición religiosa, relacionada con su fe cristiana, en su proceso de toma de decisiones.

“Al final del día, son las personas (investigadores), y no siempre se puede confiar completamente en las personas”, dijo Isaac, cuando se le preguntó sobre su decisión de renunciar a la vacuna para combatir el covid.

Issac comentó que no confía en la vacuna y que hizo su propia investigación viendo las conferencias de prensa de Donald Trump y aprendiendo sobre la resistencia a los anticuerpos. También le dijo a Rolling Stone que desconfía del Dr. Anthony Fauci.

En respuesta a los jugadores en contra de las vacunas, uno de los mejores jugadores de todos los tiempos y líder en la lucha de derechos civiles, Kareem Abdul-Jabbar, comentó a Rolling Stone:

“La NBA debería insistir en que todos los jugadores y el personal estén vacunados o que los retiren del equipo. No hay lugar para jugadores que estén dispuestos a arriesgar la salud y la vida de sus compañeros, el personal y la fanaticada simplemente porque no pueden comprender la gravedad de la situación o hacer la investigación necesaria. Lo que encuentro especialmente poco sincero acerca de los negacionistas de la vacuna es su arrogancia por no creer en la opinión de médicos expertos. Sin embargo, si su hijo estuviera enfermo o ellos mismos necesitaran tratamiento médico de emergencia, ¿con qué rapidez harían exactamente lo que esos mismos expertos les diría que hicieran?”, concluyó el mejor anotador de todos los tiempos. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*