El municipio de Caguas está en proceso de evaluar qué va a hacer con el coliseo Héctor Solá Bezares, hogar de las Criollas de Caguas del voleibol femenino, que no ha estado disponible desde el paso de los huracanes en septiembre de 2017, provocando que las Criollas se muden temporalmente al contiguo coliseo Roger L. Mendoza, también ubicado en el complejo Angel O. Berríos. 

El Ing. Juan Alicea, asesor principal de Recuperación y Reconstrucción del municipio, explicó que el proceso en torno al Solá Bezares va a un ritmo diferente al del Solá Morales, que debe estar listo para noviembre. 

“Ese caso es hasta más complicado que el del Solá Morales”, dijo, “porque los daños fueron mucho mayores”. 

“Y todavía estamos en el proceso de empezar a discutir con FEMA en torno al costo de los daños”. 

“Ese es un proceso largo, porque FEMA investiga hasta el último tornillo y envía a un representante para evaluar todos los aspectos, uno a uno, junto a un representante del municipio”, agregó. 

Lo realista, sin embargo, es que luego de llegar a un acuerdo con FEMA, y luego de que el municipio proceda con el proceso de subastas, los trabajos puedan comenzar a los seis meses. 

Pero el alcalde aún no ha decidido si se reconstruirá el Solá Bezares, o si se opta por construir una nueva instalación. 

“Yo me inclino por lo segundo”, dijo William Miranda Torres. “Aunque FEMA conceda los fondos obligados para una reconstrucción, uno puede utilizarlos junto a otros fondos para hacer algo nuevo”. 

“Yo pienso que sería mejor una instalación nueva que el pueblo de Caguas pueda disfrutar durante los próximos 50 o 60 años… por nuestros hijos y nuestros nietos”. 

Alicea cree que, de una forma u otra, la instalación, reconstruida o nueva, posiblemente estaría disponible a fines del cuatrienio (2024). 

Pero también hay la intención de que la espera se le haga más cómoda a las Criollas en la Roger L. Mendoza. 

“Se harán arreglos en algunas áreas, como los asientos”, dijo. “Y hasta ahora se han usado acondicionadores de aire alquilados, pero ya compramos unos aires nuevos que incluso ya tenemos aquí”. 

“La idea no es hacer las cosas por hacerlas, sino hacerlas bien”, intercaló el alcalde, entretanto. 

“Estamos en unos momentos que nos permiten soñar con hacer muchas cosas diferentes, confiando en Dios que podamos volver a una relativa normalidad… que nos permita la oportunidad de mirar hacia el futuro con optimismo”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*