Eddie Rosario no es del tipo de bateador que se para frente al lanzador a meditar o a analizar cómo va la bolsa de valores mientras los disparos a 90 y pico de millas le cruzan por al frente.

No lo fue el domingo, cuando se convirtió en el quinto pelotero boricua que consigue batear el ciclo en las Grandes Ligas.

El recién adquirido jugador de los Bravos de Atlanta disparó doble, triple, jonrón y sencillo el domingo en la importante victoria 3-0 sobre los Gigantes de San Francisco. Y lo logró casi de la forma más económica posible: con solamente cinco lanzamientos, la menor cantidad para un bateador que logra el ciclo desde el 1990.

Su doblete fue al segundo lanzamiento, pero el triple, el cuadrangular y el sencillo los conectó al primero.

“Es algo difícil de conseguir”, dijo el piloto de los Bravos, Brian Snitker, según publica el portal oficial de las Grandes Ligas, mlb.com.

Rosario, adquirido por Atlanta el día antes de la fecha límite para cambios el 30 de julio procedente de Cleveland, se convirtió en el segundo jugador de los Bravos que batea para el ciclo en esta temporada. Freddie Freeman lo hizo el 18 de agosto contra los Marlins.

Los otros dos bateadores que lo han hecho este año son Trea Turner, de los Dodgers, y Jake Cronenworth, de los Padres.

Rosario ha cumplido a cabalidad con los Bravos hasta el momento, con promedio de .320, cinco jonrones y solamente seis ponches en 19 partidos.

Los otros boricuas que lograron el ciclo ofensivo en las Mayores son Iván de Jesús (1980), Cándido Maldonado (1987), José Valentín (2000) y Bengie Molina (2010).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*