Según el mundo de las apuestas, dos cosas son muy probables en la temporada del 2021-22 de la NBA: que los Nets de Brooklyn, de estar saludables, son invencibles, y que LeBron James, a sus 36 años, no debe estar en consideración al premio de Jugador Más Valioso a pesar de ser el favorito hace un año antes de descarrilarse por una lesión de tobillo. 

Según las probabilidades actuales, a menos de dos meses del comienzo de la temporada, si usted apuesta $1,000 dólares a que los Nets van ganar el campeonato, y sucede, tendrá una ganancia de solo $250 dólares. Así de seguro están en Las Vegas del trío de Brooklyn. Las probabilidades se calculan de acuerdo al nivel de talento, trasfondo, opinión de expertos y más importante estadísticas de avanzada, que ve a unos Nets saludables con la posibilidad de tener la segunda mejor ofensiva en la historia de la liga. Y no es para menos. 

Los Nets se fueron a siete juegos con los eventuales campeones Bucks de Milwaukee, a pesar de contar con Kyrie Irving en solo dos de esos juegos y con un James Harden a medio pocillo por una lesión en el hamstring por tres juegos y medio. 

El trío completo solo pudo participar de 12 juegos en la temporada regular por diversas dolencias, pero toda estadística apunta a un dominio total del lado ofensivo, en la era más ofensiva en la historia de la liga. 

El equipo añadió a una de las fichas más cotizadas de la agencia libre por los contendores al campeonato, al conseguir los servicios del australiano Patty Mills, quien escogió a los Nets, según reportes, sobre ofertas similares de los Lakers, Clippers, Celtics y Warriors.

El resto de la lista son los sospechosos usuales, con los Lakers de LeBron, Anthony Davis y Westbrook con +400; los actuales campeones Bucks +850; el Jazz de Utah +1,400 y los Suns de Phoenix +1,400, con una sorpresa colándose entre los favoritos, los Warriors de Golden State, con +1,300. Eso sería una apuesta a la salud de Klay Thompson, quien viene de perder dos años por una lesión de ACL y una ruptura del tendón de Aquiles, las dos lesiones más temidas en la liga. 

Por otra parte, y de la mano de la posibilidad de ser la estrella del mejor equipo en la liga, Kevin Durant se proyecta como uno de los dos candidatos favoritos al premio de Jugador Más Valioso, junto a Luka Doncic, de los Mavericks de Dallas. Del Wonderboy—de tan solo 22 años— llevarse el premio, sería el más joven desde Derrick Rose en el 2011 y el segundo más joven en la historia. 

Luka y Durant son seguidos por el dos veces MVP Giannis Antetokounmpo, Steph Curry y Joel Embiid, dejando fuera de los primeros cinco a LeBron James y el actual MVP, Nikola Jokic. El Joker tiene una carrera cuesta arriba sin el armador Jamal Murray, quien estará fuera con una lesión de rodilla al menos hasta enero, lo cual le permitirá promediar números más impresionantes que hace un año, pero posiblemente con un récord de equipo más flojo. 

LeBron se convertiría en el jugador de mayor edad en ganar el Jugador Más Valioso si lograra la hazaña. El actual poseedor del título es Karl Malone, que tenía 35 años cuando ganó en 1999.

La temporada arranca el 19 de octubre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*