Después de cuatro juegos en las finales de la NBA, el que diga que sabe hacia dónde va esto está mintiendo. 

Los Bucks superaron a los Suns 109-103 en Milwaukee el miércoles, en el cuarto juego de la serie para empatarla a dos. 

Las estadísticas después de los cuatro partidos hablan por sí solas. Por ejemplo, los Bucks dominan en rebotes y visitas al tiro libre por un amplio margen. Los Suns se encuentran cómodos en la delantera en asistencias y porcentaje de efectividad. El total de puntos en la serie son 442 para los Bucks vs 439 los Suns. El total de minutos donde un equipo ha tenido ventaja sobre el otro es 99 a 93 para el equipo del desierto. La calificación ofensiva es de 115.9 para los Bucks y 115.2 para los Suns. Los Suns tienen cinco jugadores promediando en doble cifra, mientras que los Bucks tienen tres, con dos jugadores adicionales promediando nueve puntos por juego. 

Los Bucks han sido liderados en puntos por dos jugadores diferentes (Giannis Antetokounmpo y Khris Middleton) al igual que los Suns (Devin Booker y CP3). 

Los Suns han dominado los 105 minutos que Deandre Ayton ha estado en cancha por un margen de 23 puntos, pero el centro ha estado en problemas de faltas personales debido, especialmente, a la presencia del Greek Freak, que promedia unos impresionantes 32 puntos, 14 rebotes, seis asistencias, dos tapones y un robo de balón.

En el cuarto juego el héroe fue Middleton con 40 puntos, incluyendo haber encestado ocho de los últimos 10 puntos de los Bucks para ganar un cuarto periodo que llegaron a estar perdiendo por nueve. 

Hubo un tapón espectacular de Giannis, quien se sigue consagrando como uno de los grandes de la historia; un atroz turnover de Chris Paul que fue el acento en una noche para olvidar del armador; una falta obvia de Booker que se la dejaron pasar para no sacarlo del juego, adicional a una gama de controversias. Pero al final del día, no hay mucho que podamos aprender de estos juegos si el fin es predecir quién se va a coronar.  

Ningún equipo se ha alzado con la victoria en la carretera, haciendo de esta una serie de acuerdo al libreto.

“Lo que sea que estamos haciendo aquí, tenemos que encontrar la manera de hacerlo allá (Phoenix)”, expresó el dos veces Jugador Más Valioso Antetokounmpo a la prensa después de partido.

 “Este no fue un juego bonito pero pudimos mantener la compostura, mantener la calma y en la recta final seguimos creyendo en nosotros mismos”, concluyó.

Los que temían que estas podían ser unas finales aburridas por la ausencia de LeBron y Curry, no hay nada de qué preocuparse. Esta serie es impredecible, y eso es un manjar para los fanáticos.

El próximo juego será este sábado desde las 9:00 p.m en Phoenix.