La noche del draft fue una locura. 

No hay otra palabra para describirla. 

Mientras todos esperaban a ver a quién los Pistons de Detroit seleccionaban con el primer turno— bastante predecible por más de un año—, los Lakers dieron la sorpresa del verano con un traspaso que envía al armador de los Wizards, Russell Westbrook, a LaLaLand en un cambio por Kyle Kuzma, Kentavious Caldwell-Pope, Montrezl Harrell y el turno 22 en el draft, adicional a turnos de segunda ronda en el 2024 y 2028. 

El rey de los triples-dobles se une a LeBron James y Anthony Davis en lo que promete ser, en clásico estilo Hollywood, un experimento interesante. 

El estilo del armador no parece ser un encaje natural con el de LeBron, pero el trío promete tener el potencial de llevar a los Lakers al tope de la liga en el lado ofensivo, luego de ser el mejor equipo defensivo el año pasado. 

Después de esta noticia, el resto de la noche se sintió como un paseo. 

Detroit consigue su futuro

Los Pistons usaron el primer turno para seleccionar a Cade Cunningham, quien ha sido el favorito para ser el primer nombre que se escuche en este draft desde hace dos años. Cunningham les da un creador de ofensiva en un paquete de 6-8 en el molde de un Luka Doncic. Cade se une a una camada de jóvenes junto a Saddiq Bay, Killian Hayes, Jerami Grant, Isaiah Stewart y otros que les da un futuro brillante a los Pistons. 

El debate del draft comenzaba en el segundo turno, donde los Rockets estaban entre un jugador de perímetro vs. uno dominante en la pintura. Optaron por el alero anotador Jalen Green, quien se desarrolló la pasada temporada con el equipo Ignite del G-League. Los Cavaliers seleccionaron con el turno siguiente al que muchos consideran el jugador con más potencial en todo el draft, Evan Mobley, que a su vez es posiblemente el jugador más crudo de entre los que proyectan como estrellas. 

Por su parte, los Raptors fueron contra toda predicción y seleccionaron a Scottie Barnes, un arma defensiva con la capacidad de detener las cinco posiciones, por encima del armador Jalen Suggs, quien cayó en la falda del Magic. Barnes puede ser redundante con el estelar Pascal Siakam, quien automáticamente sube al tope de la lista de los rumores de traspasos. 

El australiano Josh Giddey subió más de lo que se esperaba, siendo seleccionado por el Thunder de OKC con el sexto turno, luego de predicciones de ser seleccionado del 10 para abajo. El junte con Shai Gilgeous-Alexander debe ser interesante por su habilidad de correr la ofensiva. Su carencia de un tiro a distancia consistente debe ser el enfoque de desarrollo de a franquicia. 

De la República Dominicana a Indiana

El dominicano Chris Duarte fue seleccionado por los Pacers con el turno número 13 para darle profundidad a un equipo de Indiana que busca regresar a la postemporada. Duarte, a sus 24 años, está listo para producir desde el día uno, y será un buen arma viniendo del banco para el nuevo dirigente Rick Carlisle. 

De Guatemala a guatapeor

La racha de mala suerte en la carrera del español Ricky Rubio sigue en pie. Rubio estuvo envuelto en un traspaso entre los Timberwolves y los Cavaliers que lleva al armador a Cleveland, a formar parte de uno de los equipos más jóvenes en la liga y que ha tenido uno de los peores tres récords en la liga todas las temporadas de la pasada década cuando no ha tenido a LeBron en su escuadra.