La súbita e inesperada decisión de mudar hacia México el campeonato Norceca de voleibol femenino que iba a celebrarse en Puerto Rico en septiembre no solo representó un golpe mayor para la Federación Puertorriqueña de Voleibol, que ya había movido cielo y tierra para poder presentar ese evento, sino que podría afectar directamente también la etapa final de la Liga Femenina. 

El Presidente de la federación boricua, Dr. César Trabanco, explicó que se había señalado la celebración del Norceca femenino para los días 9 al 14 de septiembre en el Coliseo Roberto Clemente, y la Copa Panamericana masculina para el 17 al 24 de septiembre en el mismo escenario, principalmente para no afectar la postemporada de la Liga Femenina, que debe estar concluyendo en agosto. 

“Pero al mover el evento a México, ahora se anunció que la Copa Panamericana comenzará en agosto, y todavía no tenemos fecha ni sede para el Norceca en México”. 

Trabanco dijo que también está en el aire la celebración de la Copa Panamericana en la isla, en parte debido a que se desconoce si el auspiciador principal lo respaldaría cuando su interés era auspiciar ambos eventos. 

“Y ese es un evento caro, porque participan 10 países”, dijo. 

Pero si, como puede anticiparse, el torneo Norceca también se celebra en agosto, y antes del torneo masculino, una de las opciones sería detener la postemporada de la Liga Femenina. 

“Por un momento pensé en la posibilidad de llevar un equipo de jugadoras universitarias y jugadoras de los equipos que ya se hayan eliminado”, dijo Trabanco, “pero ya a las jugadoras universitarias no les están dando permiso para esa época”. 

“Así que vamos a tener que llevar a las jugadoras de la selección”. 

Pero eso no necesariamente resolvería  por completo la situación con la Liga Femenina: algunas de las jugadoras refuerzos norteamericanas podrían ser convocadas por su país, y por lo regular se les exige presentarse 14 días antes del inicio de los torneos a sus centros de entrenamiento. 

Y todo esto ha ocurrido luego de que Norceca (la Confederación de Voleibol de América del Norte), presidida por el dominicano Cristóbal Marte, inicialmente hubiese aprobado a Puerto Rico como sede de ambos eventos luego de que la isla cumpliera con todas las condiciones que se le habían exigido. 

“Nos pidieron que presentáramos también la Copa masculina, que consiguiéramos cuatro canchas —dando sus nombres— para las prácticas de los equipos y con muchos sacrificios lo conseguimos”, dijo Trabanco. “Luego, el único municipio que podía abrirnos las puertas de su coliseo era Juana Díaz, pero el auspiciador nos pidió que fuera en el área metropolitana, y finalmente el municipio de San Juan movió dos eventos que iba a tener en el Coliseo  Roberto Clemente en esa época para que pudiéramos utilizarlo”. 

De primera instancia, dijo Trabanco, “Marte hasta me llamó para darme las gracias por todo el esfuerzo que habíamos hecho”. 

“Hasta la página oficial de Norceca publicó el itinerario de los juegos en Puerto Rico”, agregó. 

Sin embargo, todo cambió con una llamada que al amanecer del martes le hizo Marte, quien se encuentra en Tokio, donde la selección femenina dominicana estará participando en las Olimpiadas, 

“Solo me dijo que  el evento va para México y que luego me enviaría una explicación por escrito… la que todavía no he recibido”, dijo. 

“Ni siquiera quiero pensar cuáles puedan haber sido las razones”, dijo Trabanco. “Pero la realidad es que nos han creado un problema muy grande, es especialmente en medio de una temporada que ha sido exitosa a pesar del Covid y todos los otros inconvenientes”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*