A pesar de que su votación de 117-111 no lo refleja, el veterano y laureado juez de boxeo puertorriqueño Nelson Vázquez reconoce que la pelea del sábado pasado en San Antonio entre Jermell Charlo y el argentino Brian Castaño, para unificar los cuatro cetros de la división junior mediana, fue muy cerrada. 

Los otros dos jueces —Steve Weisfeld y Tim Cheatham— sí emitieron tarjetas mucho más parejas, el primero dándole la pelea a Castaño por un punto, 114-113, y el otro apreciando un empate 114-114. 

Pero a pesar de que, como suele suceder, las redes sociales han estallado en cólera contra el juez boricua, acusándolo de las mil cosas de las que se suelen acusar a los oficiales en estos casos —de haberse quedado dormido o de haber estado parcializado a favor del protegido del promotor local, han sido las acusaciones más benignas—, Nelson se siente tranquilo con su puntuación. 

“Si los otros dos jueves hubiesen votado 117-111 por Castaño”, dijo, “ahí yo sí hubiera dicho que había algo raro. Pero no fue así: cada uno dio una decisión diferente”. 

Castaño le llega con un derechazo a Charlo, quien se refugia en las cuerdas. [suministrada Showtime]

“Fue una pelea cerrada, pero en el sentido de que hubo muchos asaltos cerrados”, dijo. “Y eso es siempre cuestión de apreciación. Un juez puede ver un asalto de una manera, y otro de otra”. 

El ejemplo más claro de esto fue el décimo asalto, cuando Nelson y el juez Cheatham se lo dieron a Charlo 10-9 y el juez Weisfeld se lo dio 10-8 al norteamericano, estimando que era merecedor de esa puntuación por la forma en que apabulló a Castaño en la parte final de ese episodio, a pesar de que no hubo caída. 

“Pero esa fue su apreciación”, dijo Nelson. “Yo no pensé que debía dar un 10-8 porque en la primera parte del asalto Castaño había conectado muchos golpes también”. 

Y aunque las estadísticas de Compubox reflejaron que Castaño había conectado más golpes, 173-151, Nelson recuerda que eso no necesariamente es indicativo de victoria. 

“Es lo de siempre, cantidad contra potencia”. 

Y todo el mundo, incluso Castaño, parece reconocer que los golpes de Charlo fueron los más potentes de la pelea, llegando a poner en mal estado a su rival en más de una ocasión. 

“Ser juez de una pelea es muy distinto de verla como fanático. “Como fanático uno puede estar conversando con los amigos, o bebiendo, mientras como juez uno tiene que estar completamente concentrado en todo momento”. 

Al producirse el empate, Castaño (17-0-2 y 12) se mantuvo como campeón junior mediano de la OMB y Charlo (34-1-1 y 18) retuvo los cetros de la AMB, el CMB y la FIB, por lo que ninguno pudo convertirse en el primer campeón junior mediano indiscutido de las 154 libras en los cuatro organismos. 

En fin, a los críticos que no han escatimado en insultos, y a los argentinos que, según parecería, no estarían ahora  nunca dispuestos a invitarlo a una parrillada, quizá valdría la pena recordarles quién es Nelson Vázquez. 

Se trata de un juez que ha trabajado ahora en 191 peleas de título mundial en una carrera que comenzó en 1977, incluyendo peleas de Pacquiao, Hopkins, Cotto contra Judah, Mosley contra Margarito y Joshua contra Klitschko, entre otras. 

Siete veces ha sido premiado como Juez del Año en Puerto Rico y una vez a nivel internacional por la AMB. 

“Y nunca he tenido una controversia, de esas en que los organismos hacen que otros jueces vuelvan a ver una pelea cuando hay una decisión dudosa”, dijo. 

Para esta pelea, tanto la AMB como la OMB lo nominaron para que fuera uno de los jueces, lo cual fue aceptado por la comisión de Texas. 

Esta semana, de paso, fue designado como asesor de la Comisión de Boxeo de Puerto Rico y por el propio secretario de Recreación y Deportes, Ray Quiñones. 

Aparte de eso, Nelson tuvo una carrera de 40 años en la policía de Puerto Rico, donde fue inspector y director del CIC (Cuerpo de Investigaciones Criminales) de San Juan, función en la que el peligro no era que los fanáticos o los expertos lo criticaran en las redes, sino “a plomo: recibí muchas amenazas” 

“Y nunca me amilané”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*