La AIBA —la Asociación Internacional de Boxeo— ha vuelto a cambiar las reglas del juego para el boxeo aficionado a nivel mundial. 

El organismo, que apenas está emergiendo de la suspensión que le impuso el Comité Olímpico Internacional por irregularidades en su funcionamiento, acaba de emitir una comunicación en la que nuevamente está cambiando sus categorías, tanto en la rama femenina como en la masculina, aumentando el número de categorías en ambas ramas. 

La clave, sin embargo, es que estos cambios, que entrarán en vigor el primero de agosto, solo aplican a los torneos de la AIBA —Campeonatos Mundiales o regionales, Copas Mundiales, o incluso los torneos nacionales o locales—, pero no a los avalados por el COI, como los Juegos Olímpicos, Panamericanos o Centroamericanos. 

“Es algo positivo”, comentó José ‘Chiqui’ Laureano, presidente de la Federación Puertorriqueña de Boxeo, “porque habrá más oportunidades para los peleadores, en más divisiones”. 

“Pero de seguro que estos cambios no pasarán también al boxeo olímpico: la actitud del COI es reducir la cantidad de divisiones, quitándoselas a los varones, algunas para añadírselas a las mujeres, y también reducir la cantidad de participantes”. 

Itsván Kovács , Secretario General de la AIBA. [suministrada]

A partir del primero de agosto, según la información de la AIBA, las categorías masculinas aumentarán de 10 a 13 y las femeninas de 10 a 12. 

No solo eso, en muchos casos, también cambian los pesos mínimos. 

En varones, los pesos serán ahora 105 (mínimo), 112 (mosca), 119 (gallo), 125 (pluma), 132 (ligero), 140 (medio ligero), 147 (welter), 156 (medio mediano), 165 mediano), 176 (semicompleto), 190 (crucero), 203 (pesado) y más de 203 (superpesado). 

Los pesos mínimo, mediano junior y crucero son nuevos, mientras que algunas de las otras categorías sufrieron ligeras variantes. 

En las féminas, las divisiones serán 105 (mínimo), 112 (mosca ligero), 114 (mosca), 119 (gallo), 125 (pluma), 132 (ligero), 139 (welter ligero), 145 (welter), 154 (medio ligero), 165 (mediano), 178 (semipesado) y más de 178 (pesado). 

Las nuevas divisiones femeninas son mosca ligero y medio ligero. 

En las Olimpiadas de Tokio, solo se competirá en ocho divisiones en masculino (114, 125, 138, 152, 165, 178, -201 y +201 libras) en varones, y 112, 125, 132, 152 y 165 en mujeres. 

Puerto Rico tenía previsto enviar 10 peleadores al clasificatorio. Yankiel Rivera (114), Cristina Cruz (112 libras), Jan Paul Rivera (125), Ashleyann Lozada (125), Kiria Tapia (132), Armany Alméstica (138), Stephanie Piñeiro (152), Bryan Polaco (152), Nisa Rodríguez (165) y Josué Barreto (178).   

Las divisiones masculinas mediana (165), pesada (201) y superpesada (más de 201) habían quedado vacantes, al retirarse los representantes de Puerto Rico en esos pesos. 

Esta reducida cantidad de divisiones había sido aprobada hacía menos de dos años, cuando se eliminaron la divisiones de las 141 libras en mujeres y 108 en varones. 

Esta eliminación evitó, por ejemplo, que Oscar Collazo clasificara para estas Olimpiadas, después de haber ganado oro en los Panamericanos de 2019. 

Al informar la noticia, la AIBA dijo que su Junta Directiva había votado por “un cambio fundamental en el deporte al enmendar las clases de peso para los atletas jóvenes y de élite en todas las competiciones de AIBA”.  

La propuesta fue presentada por el Secretario General de AIBA, István Kovács, durante su informe al Consejo, quien hizo hincapié en que “AIBA llevó a cabo una amplia consulta de las partes interesadas en el boxeo masculino y femenino antes de discutir y acordar las nuevas categorías de peso durante la reunión de la Junta”. 

“Creemos que este paso permitirá que una mayor cantidad de boxeadores participe en las respectivas categorías de peso donde se sientan más fuertes y cómodos”, dijo. “Hemos recopilado todas las propuestas de las Federaciones Nacionales, así como de los respetados Comités de AIBA. Se escuchó cada voz. Esta innovación ayudará al boxeo a desarrollarse desde la base hasta la élite “, agregó.