Juan Mangual llegó como dirigente de la nueva franquicia de los Gigantes de Carolina en la Doble A como un paquete de special delivery

Mangual, quien se destacó como lanzador zurdo durante 14 años en la Doble A y luego ha desempeñado varias funciones, incluyendo la de gerente general con los Bravos de Cidra cuando estos ganaron el campeonato de 2016, se aprestaba a regresar como gerente de Cidra este año cuando recibió una oferta que no pudo rechazar: dirigir al equipo de su pueblo, que regresaba a la Doble A como franquicia de expansión. 

Hubo muchos factores favorables: “Era básicamente el mismo grupo administrativo que había estado conmigo con el equipo de Carolina de la Coliceba, también un equipo de expansión, cuando me escogieron como Dirigente del Año, y es un grupo muy bueno”, dijo. 

“Pero también era la oportunidad de regresar a mi pueblo”, agregó Mangual, quien es maestro de educación física y ha trabajado en la Escuela de Deportes de Carolina. 

El equipo cuenta como gerente general con el escucha y exgerente general de los Cangrejeros de Santurce, Joey Solá, y con Angel Báez, ayudante del escucha Edwin Rodríguez. 

Y los Gigantes parecen haber tomado una decisión muy original y potencialmente decisiva a la hora de armar un equipo desde la nada. 

Mangual se desempeña como cartero en el área de Carolina. [suministrada]

“Tenemos como 12 jugadores colegiales”, dijo Mangual, “y, de esos, ocho o nueve están ya bien adelantados, que van o están en su último año”. 

Naturalmente, al comenzar la temporada este domingo 27 de junio, todos esos colegiales ya están en Puerto Rico. 

“También los escogimos pensando que los jugadores de Puerto Rico tienen prácticamente año y medio sin jugar —desde que se suspendió la temporada de 2020 en marzo—, mientras que los colegiales van a venir habiendo cogido entre 100 y 150 turnos este año en el béisbol colegial de Estados Unidos, que viene a ser ahora como un nivel Rookie de profesional, al haber eliminado el beisbol organizado una de sus ligas rookie”, explicó. 

En el sorteo de expansión, en que el equipo tuvo el primer turno, “nuestra intención fue salir a buscar un lanzador cotizado, profesional”, agregó, “pero entonces Héctor Santiago y Andrés Santiago se salieron del mismo y decidimos irnos entonces con Aldemar Burgos”. 

De apenas 24 años, el jardinero Burgos, quien fue el campeón de bateo y Novato del Año de la abreviada temporada de la liga invernal en 2017-18, pertenece también a los Gigantes de la liga profesional, por lo que probablemente ni tendrá que cambiar de locker

En las siguientes rondas, el equipo seleccionó al jugador del cuadro colegial Kobe López, al lanzador Caleb Vázquez y al receptor Luis Hernández. 

Mangual destacó especialmente a López, “un jugador colegial que aquí no era muy conocido. Es un muchacho como 5-6, pero tiene una fuerza que sorprende y ha impresionado mucho en los juegos de fogueo que hemos tenido”. 

Pero Carolina también se ha destacado por ser tal vez el equipo más activo en el mercado de cambios. 

“Hemos hecho seis cambios”, dijo el dirigente. 

En el que posiblemente sea más impactante, el equipo recibió al antesalista Luis Román de los Bravos de Cidra por el jardinero Riquerdy Mariñés. 

“Todo el mundo sabe que Román es uno de los mejores bateadores, no solo de la sección, sino de toda la Liga”, dijo, “mientras que con Mariñés pasaba que él vive en Estados Unidos y tenía que viajar todas las semanas y si se suspende algún juego la liga los programa para los miércoles y él no iba a poder jugar”. 

“Y como equipo de expansión nosotros no podíamos darnos el lujo de tener esa situación”. 

Entre los principales lanzadores del equipo se encuentran Pedro Pérez Fargas y José Heredia, pero Mangual dijo que está en proceso un cambio en el que los Gigantes recibirían a otro lanzador de impacto, de experiencia profesional. 

La cosa pinta bien, por lo tanto. 

“Hemos tenido siete juegos de fogueo y hemos ganado cinco”, dijo, “y los otros dirigentes nos han dicho que no parecemos un equipo de expansión”. 

Entretanto, Juan, como siempre, se mantiene en forma en su trabajo como cartero, donde cubre su ruta en Carolina. 

“Yo llevo como seis años en el correo”, dijo. “Los primeros cuatro años estuve en el centro de distribución en Hato Rey, pero yo siempre quise ser cartero, y hace dos años tengo mi ruta: entro a las 8:00 a.m. haciendo la ruta de los condominios en el camión y por la tarde tengo la ruta a pie”. 

“Y eso me gusta mucho, porque conozco a mucha gente y me compenetro más con el pueblo”. 

Los Gigantes inaugurarán su temporada el domingo en el Roberto Clemente Walker en un doble juego que comenzará a las 11 a.m. contra los Lancheros de Cataño, cuando el cartero Juan Mangual empiece a jugarse su carta del triunfo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*