En esta temporada de la NBA no pasaba una semana en la cual no se publicara algún escrito nacional alabando la grandeza de LeBron James a sus 36. Y no es para menos. 

Pero mientras los ojos se enfocaban en Hollywood, otro “envejeciente” exponía un nivel de impacto pocas veces visto de un armador de su edad, y resulta que ese viejo sigue vivo en la postemporada, y cargando a su equipo en la segunda ronda. 

A sus 36 años y en su decimosexta temporada Chris Paul tiró un manjar en la victoria 123-95 en el segundo juego de la serie semifinal entre los Suns de Phoenix y Nuggets de Denver. 

El Point God terminó con 17 puntos, 15 asistencias, y más importante aún, cero turnovers

Paul es el primer jugador con 15 puntos, 15 asistencias y cero pérdidas de balón en un juego de playoffs desde…Chris Paul en 2014, quien fue el primer jugador en hacerlo desde…Chris Paul en 2008. El armador tiene tres de los seis juegos en la historia de la postemporada con 15 puntos, 15 asistencias y cero pérdidas de balón. También rompió un empate con nada más y nada menos que Magic Johnson con la mayor cantidad de juegos de 15 asistencias con cero turnovers.

En los pasados tres partidos, las dos victorias contra los Nuggets y el juego de cierre contra los Lakers de LeBron, CP3 lleva 38 asistencias y solo dos pérdidas de balón. Los Suns juegan para un positivo 39 en sus minutos en cancha en dichos partidos. Según Stathead, esa es la mayor cantidad de asistencias de un jugador con dos o menos pérdidas de balón en un tramo de tres juegos desde al menos a 1983-84. Paul también se convirtió en el cuarto jugador en la historia de los Suns en registrar al menos 15 asistencias en un juego de playoffs, uniéndose a Steve Nash, Jason Kidd y Kevin Johnson. 

“Paul maneja el juego mejor que nadie que yo haya tenido en un equipo. Simplemente entiende que una vez que tiene una idea de la ofensiva y de los muchachos con los que está jugando, tiene la capacidad de usar su talento para hacer que todos los demás sean mejores y eleven su juego, y luego sabe cuándo tomar el mando  cuando hace falta. Su capacidad para cuidar el balón, no es algo que yo dé por sentado, nuestro equipo no lo da por sentado. Es por eso que ha tenido éxito en todos los lugares donde ha estado”, expresó el dirigente Monty Williams a la prensa después del partido. 

“Con la forma en que jugamos, la bola te va a encontrar. Tenemos tantos buenos tiradores en nuestro equipo y muchachos que no solo tiran, sino que lo dejan todo en la cancha. Así es que jugamos durante toda la temporada y ese es nuestro equipo”, dijo, por su parte, Paul. 

Lo que está haciendo CP3 es impresionante no importa el contexto, y si se le añaden sus 36 años, 16 temporadas, listado de lesiones, y si acaso seis pies de estatura, la hazaña se convierte en legendaria. 

La serie continuará el viernes en Denver. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*