Los Suns de Phoenix apagaron las luces de Hollywood en la noche del jueves cuando Devin Booker y compañía superaron a los Lakers 113-100 en el sexto juego de la serie de primera ronda para eliminarlos 4-2. 

Al final del día, la ausencia de Anthony Davis, quien intentó jugar con dolencias en la ingle y en la rodilla solo para abandonar el partido en los primeros cinco minutos y no regresar, fue insuperable. Los Suns aprovecharon la ausencia de uno de los mejores jugadores del mundo para sacar una ventaja que llegó a crecer hasta los 29 puntos. Booker demostró no tenerle miedo al escenario de los playoffs con una actuación magistral de 47 puntos. 

Esta es la primera vez que un equipo con LeBron James al mando ha sido eliminado en la primera ronda. También es la primera vez que LeBron cualifica a la postemporada y no avanza hasta las finales desde el 2012.  

Con la victoria, los Suns avanzan para enfrentar a los Nuggets de Denver en las semifinales de la Conferencia Oeste. Denver avanzó de su serie de primera ronda contra los Trail Blazers de Portland 4-2.

Los Lakers entraron a la temporada como los favoritos en Las Vegas a repetir como campeones, y el primer mes de la temporada demostró que los apostadores estaban en lo correcto. Al culminar las primeras cuatro semanas de competencia en la temporada, los Laguneros andaban primeros en calificación  defensiva, terceros en calificación ofensiva y el mejor diferencial de puntos en toda la liga, mejor inclusive que el de la pasada temporada que los vio coronarse como campeones. 

LeBron le regaló una camiseta autografiada a la estrella de los Suns, Devin Booker, tras su eliminación. [captura].

¿Qué factores influyeron para que la temporada acabara sin gloria para LeBron y compañía?

El cansancio y agotamiento físico debe estar al tope de la lista, junto a las repercusiones que trajo. 

Tres de los cuatro equipos que llegaron a las finales de conferencia en la famosa burbuja se despiden en la primera ronda. Solo los Nuggets dominaron su serie, pero cerraron la temporada sin su segundo mejor jugador, Jamal Murray y otro miembro del cuadro regular. LeBron James, Anthony Davis, Jaylen Brown, Jimmy Butler, Kemba Walker, Jayson Tatum, Marcus Smart, Alex Caruso y KCP son algunos de los nombres de esos equipos que perdieron parte de la temporada debido a lesiones o hasta vieron la postemporada desde su hogar.

 “Estaba hablando con Wes (Matthews) que lo triste no es perder, es que nunca pudimos ver la mejor versión de nuestro equipo. Saludable y acoplados. Pero así ha sido este año. Nosotros estábamos entrenando para el comienzo de temporada menos de un mes después de haber ganado el campeonato. Cansancio físico y mental. Fueron muchos los equipos que sufrieron lesiones que les costó la temporada. Y en nuestro caso nos enfrentamos a un excelente equipo en Phoenix”, expresó LeBron a la prensa después del partido. 

Los Lakers no tuvieron ni un juego en toda la temporada con su escuadra completa. 

La confección de la escuadra tampoco rindió muchos frutos. La formula de: LeBron+AD+defensores/tiradores sacó una ventaja de 30 puntos en la primera mitad del juego de cierre del campeonato contra el Heat hace unos meses, y ha sido estadísticamente la fórmula ganadora. 

Sin embargo, en la búsqueda de una temporada más llevadera para sus estrellas, donde se les mermara la carga en ambos lados de la cancha, los Lakers añadieron jugadores como Dennis Schroder y el Sexto Hombre del Año Montrezl Harrell, ambos agentes libres sin restricciones este verano, que podían crear más ofensiva por sí solos pero no necesariamente eran complementarios a las habilidades de sus luceros. La adquisición de Drummond también demostró ser insignificante. Por cada 100 posesiones, el mejor cuadro de los Lakers lo fue LeBron, Davis, Caruso, KCP y el joven Talen Horton-Tucker. Jugadores complementarios que reconocen su rol y engrandecen a las estrellas, aunque hay que resaltar que el tamaño de la muestra fue muy pequeña debido a lesiones. Adicional a Schroder y Harrell, Drummond, Caruso, Mathews, Jared Dudley, Markieff Morris, THT y Ben McLemore, son agentes libres, lo que le da la oportunidad de rehacer una escuadra más coherente. 

Los Lakers siguen contando con dos de los mejores jugadores en la liga, el mercado más atractivo para los jugadores jóvenes y una de las mejores oportunidades de campeonato para los veteranos, quienes terminan firmando por menos dinero para juntarse con el King, a pesar de sus 36 años.

De estar saludables, y LeBron siga desafiando al Padre Tiempo, los Lakers serán contendores nuevamente en la próxima temporada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*