La ausencia del mejor canastero del combinado que competirá desde el 3 de julio en la Copa Mundial de la categoría Sub-19 en Letonia pudiera dar al traste con las aspiraciones del Equipo Nacional boricua.

Según trascendió, el alero Julian Strawther optó por marcharse de Puerto Rico luego de entrenar tres días en el Albergue Olímpico de Salinas, y se desconoce con certeza si se unirá al combinado en algún momento antes del silbato inicial.

El canastero de 6-8 que despuntó a los 17 años en la pasada edición de la Copa en el 2019, y que este año irá para su segunda temporada con la prestigiosa universidad de Gonzaga, tal vez no se adaptó al hecho de tener que dormir en una litera en el Albergue Olímpico, donde hay goteras en el tabloncillo para practicar y el tipo de alimentación no es la que él está acostumbrado. 

Así que cabe la posibilidad que Puerto Rico se lance a la cancha sin el jugador que anotó 40 puntos contra Rusia en el 2019 en el partido por el quinto puesto, y que se espera vea mucha más acción con Gonzaga en su segunda temporada. Y, lo que es peor, es considerado una línea para unirse eventualmente al Equipo Nacional adulto.

El dirigente del equipo, Jorge Rincón, no profundizó el miércoles en las razones que provocaron la partida del canastero, y se limitó a decir que “Julian nos notificó que tenía algunas cosas que atender en Gonzaga y se marchó, pero nos hemos mantenido en comunicación con él, viendo cuándo se puede integrar cuando resuelva sus asuntos”.

Rincón, quien será asistido por Raymond Cintrón y Carlos Calcaño en el Mundial, si confirmó que Strawther estuvo en tres sesiones de entrenamiento en el Albergue y en uno de los tres fogueos que ha realizado el conjunto ante jugadores del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

El miércoles fue el último, contra los Gigantes de Carolina, y el técnico se mostró complacido con lo que vio aunque, según indicó, “hay espacio para mejorar”.

“Nos vimos mucho mejor. Llevamos mucho tiempo practicando y jugando entre nosotros mismos, y nos hacía falta jugar con equipos que no conocieran nuestra ofensiva y defensiva. Hoy (miércoles) pudimos distribuir mejor el balón, y defendimos las cortinas bastante bien, aunque hay espacio para hacer ajustes. Pero lo más importante fue que jugamos duro contra hombres, y hubo buena química”.

Entre otras notas positivas, Rincón destacó el liderato de Phillip Wheeler— el único profesional entre el grupo—; y las habilidades de canasteros poco conocidos en Puerto Rico, como el pívot Chris Rubayo, el alero Aaron Clark—de solo 17 años—, y el armador Javier Ezquerra, entre otros.

“Es un grupo interesante, que va a jugar duro todas las noches”, aseguró.

Además de la posible ausencia de Strawther, otros canasteros convocados que al final del camino no estarán con el equipo, por diferentes razones, son los aleros Ramses Meléndez, A.J. Brown y Jean Peguero y el armador Emmanuel Maldonado.

En el caso del armador Zion Cruz, considerado uno de los principales jugadores de su edad en Estados Unidos, no se ha podido documentar su elegibilidad.

El combinado parte hacia Letonia el próximo lunes y para el día 30 tiene programado un partido de fogueo. Puerto Rico, que forma parte del Grupo B con sede en la ciudad de Daugavpils, debutará en la competencia el sábado 3 ante Letonia, y el 4 se medirá con Serbia. El lunes 5 será día libre y al día siguiente los boricuas chocarán contra Irán.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*