A un paso acelerado, el peso ligero de ascendencia boricua Armani Alméstica está desatando una feroz competencia entre los promotores interesados en atarlo a un contrato promocional, pero el padre y manejador del prospecto de 20 años de edad prefiere seguir esperando. 

“Hemos tenido ofertas de Top Rank, de Al Haymon, de Showtime”, dijo el guayamés Freddy Alméstica, quien también entrena al peleador que nació y aún reside en Orlando. 

“Pero nosotros todavía estamos cogiendo peleas por separado, con distintos promotores”. 

Luego de una destacada carrera como aficionado en Estados Unidos, donde obtuvo 21 campeonatos nacionales y fue finalista para formar parte de la escuadra olímpica, Armani ganó el campeonato nacional de Puerto Rico en las 138 libras y formó parte del Equipo Nacional que aspiraba a participar en las Olimpiadas de Tokio. 

Al mismo tiempo, sin embargo, Armani, un peso ligero zurdo de 5-8 de estatura, ha aprovechado la nueva regla que permite que los peleadores aficionados peleen como profesionales, y el 11 de junio mejoró su marca a 3-0 con tres nocauts al despachar en el primer round a Weusi Johnson (ahora 3-19-1) en una cartelera celebrada en el Avanti Resort de Orlando, donde también debutó como profesional —con un nocaut en el segundo episodio—, Luis Rodríguez, el campeón nacional aficionado de Puerto Rico en las 165 libras. 

Armani ha hecho sus tres peleas en Florida, las últimas dos en Orlando. 

Esta vez el rival le duró 59 segundos. 

“Pero la diferencia de Armani con otros pegadores es que él no solo pega”, dijo su padre, quien también fue un destacado peleador aficionado en Nueva York. “Aunque sus peleas duren poco, él siempre muestra su arte: boxea, se mueve, pivotea, hace fallar al contrario…”

Para su pelea anterior, el  27 de febrero en Orlando, entre los que fueron a escoutear al peleador se encontraron el vicepresidente de Top Rank, Carl Moretti, y el veterano manejador de boxeadores, Pat Lynch. 

“Pero después me dijeron que también estuvieron la esquina de Canelo y el presidente de la AMB (Gilberto Mendoza, Jr.), y no me habían dicho nada”, agregó. 

“Pero para nosotros lo más importante es firmar con alguien con quien uno se sienta bien, se sienta cómodo. El dinero es importante, sí, pero no lo es todo”. 

“Armani tiene un valor especial, debido a todo lo que hizo como aficionado”, agregó. 

De paso, Alméstica, padre, no pierde las esperanzas de que, pese a que luce poco probable, a su hijo finalmente lo escojan para asistir a las Olimpiadas de Tokio, dado que el Comité Olímpico Internacional todavía no ha anunciado a los peleadores adicionales que irán a los Juegos además de los que ya fueron escogidos en sus respectivos continentes. 

“Si va a las Olimpiadas y se gana una medalla, entonces su valor sería mucho más” concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*