Cuando se está en las grandes ligas del boxeo, no siempre los jóvenes prospectos deben confiar en que su empresa promotora le lleve de la mano con mucho cuidado. 

En el caso de Omar Rosario, el prospecto cagüeño ligado promocionalmente a la empresa Top Rank, eso se evidencia en el hecho de que para su cuarta pelea como profesional, que será este sábado en Las Vegas, él estará enfrentándose a su segundo invicto. 

“Ya en la última fui contra uno que tenía 1-0 y lo despaché en el segundo asalto”, dijo el peleador de 23 años de edad sobre su combate del 20 de febrero en el MGM Grand, de Las Vegas, frente al californiano Uriel Villanueva. 

Esta vez, sin embargo, Rosario, excampeón nacional aficionado de las 152 libras y con marca de 3-0 y un nocaut, estará midiéndose a cuatro episodios con Wilfred ‘JJ’ Mariano en la cartelera de ESPN que será estelarizada por la defensa del campeón gallo Naoya Inoue ante el filipino Michael Desmarinas. 

De 27 años de edad, Mariano, nacido y radicado en Reno, Nevada, y entrenado por el reconocido entrenador de Nevada, Pat Jefferson, con quien ha estado desde que tenía seis años, se autodescribe como un boxeador “eminentemente defensivo pero que también puedo atacar” y tiene marca de 3-0 y dos nocauts. 

Mide 5-10, al igual que Rosario. 

“Me gusta usar los pies y moverme por el ring y los jueces aprecian eso”, dijo en una entrevista. “Ese ha sido mi estilo desde el primer día. Yo no peleo, yo boxeo”. 

“Vi una de sus peleas”, dijo el cagüeño Rosario, quien acaba de graduarse de mercadeo de la Universidad Ana G. Méndez de Gurabo, “pero por lo regular no me gusta ver a mis oponentes, porque pueden pelear de una manera distinta cuando estén contra uno”. 

“Por eso prefiero concentrarme en mí y mis habilidades”, agregó Omar, quien entrena en el Albergue Olímpico con un grupo compuesto por el entrenador Joe Santiago, de la selección nacional, su padre, José ‘Pochy’ Rosario y Freddy Santos. 

“Pero de todos modos es una buena prueba”, agregó, “porque los dos estamos en 3-0”. 

“Eso quiere decir que es un peleador que no viene a perder, sino a ganar, y eso debe sacar lo mejor de mí”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*