Imagine usted batallar toda la temporada para terminar con el mejor récord en la NBA, solo para terminar cruzándose con el dos veces MVP, Steph Curry, en la primera ronda. 

Ese es el escenario con el que se podría encontrar el equipo que termine dominando la Conferencia del Oeste gracias al nuevo Play-In Tournament, una controversial iniciativa que trae nuevos aires de competitividad a las tradicionalmente aburridas últimas semanas de la temporada. 

“Yo creo que es una gran idea. Mantiene con vida a equipos que en el pasado tal vez ya estarían descansando a sus jugadores estelares. Ahora mismo tenemos batallas bien interesantes que posiblemente durarán hasta el último juego de la temporada”, expresó el comisionado Adan Silver a la prensa en días recientes. 

El formato es sencillo. Los primeros seis de cada conferencia entran de manera tradicional. El equipo que llegue séptimo juega un partido contra el octavo y el ganador asegura el pase como el séptimo clasificado. El equipo noveno juega con el décimo, y el ganador se enfrenta con el perdedor del séptimo y octavo por esa última posición en la postemporada. 

Con el posicionamiento actual, el francotirador Curry vería la postemporada desde su hogar a pesar de históricos promedios de 31 puntos, seis rebotes, seis asistencias y un robo de balón, adicional a la gama de récords que ha dejado a su paso esta temporada, en especial los relacionados con la línea de tres puntos. 

LeBron y los Lakers sufrieron una peligrosa derrota el domingo ante los Raptors. [suministrada]

El Play-In Tournament, programado para celebrarse una semana antes del comienzo de la postemporada, le daría la oportunidad a la superestrella de los Warriors de regresar luego de un año de ausencia. 

Eso sí, no todo ha sido color de rosa con la iniciativa. Algunos de los principales canasteros de la liga han criticado el sistema.

“Al que se inventó el Play-In-Tournament hay que botarlo”, expresó, por ejemplo, LeBron James, la superestrella de la NBA cuyos Lakers fueron derrotados el domingo y se encuentran en peligro de tener que tratar de avanzar a la postemporada tomando parte en el novedoso minitorneo.

“No entiendo la idea de jugar en [el torneo play-in].  Juegas 72 partidos para llegar a los playoffs, luego tal vez pierdes dos seguidos y estás fuera de los playoffs. No veo el sentido de eso”, comentó, por su parte, el Wonderboy de los Mavericks, Luka Doncic, mientras que el dueño de su franquicia, Mark Cuban, se hizo eco de las palabras de su lucero. 

“La peor parte de este enfoque es que duplica el estrés del calendario comprimido. Viéndolo ahora, este enfoque fue un enorme error este año”.

Actualmente, en la Conferencia del Oeste el torneo contaría con un desfile de estrellas adicional a Curry que incluirá a Damian Lillard, de los Trail Blazers de Portland, Ja Morant, de los Grizzlies de Memphis, y DeMar DeRozan de los Spurs de San Antonio.  Además, el espectacular jugador de segundo año Zion Williamson también se mantendría en la batalla hasta la semana final ya que sus Pelicans están a sólo dos partidos de los Spurs en la columna de victorias. 

“Yo creo que ayuda a alejar el tanking. Ya para esta fecha del calendario tenemos muchos equipos activamente perdiendo juegos para mejorar sus probabilidades en la lotería del draft. Todavía tenemos equipos haciéndolo, pero mucho menos que en el pasado porque los equipos han mantenido sus esperanzas de al menos llegar al play-in y darte la oportunidad. Creo que van a ser unos partidos bien excitantes”, expresó el periodista de ESPN, Zach Lowe en su podcast The Lowe Post

La pasada temporada el sueño de participar en el play-in llevó a los Suns de Phoenix a tener una burbuja de ensueño con récord de ocho victorias y cero derrotas. A pesar de no clasificar, el momentum creado durante la racha les permitió lucir lo suficientemente atractivos como para atraer al estelar Point God, Chris Paul. 

Esta temporada los Wizards se levantaron de entre los muertos con una racha de nueve victorias al hilo que los elevó de la posición 14 en la Conferencia del Este a un lugar en el play-in

La NBA siempre ha sobresalido por ser vanguardia en la búsqueda de cambios que ayuden a que el nivel de juego sea más atractivo para la fanaticada a la vez que se eleve el nivel de competitividad. El play-in es un paso en la dirección correcta en ambos renglones.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*