Subriel Matías, a quien ya antes se le había comparado con Félix ‘Tito’ Trinidad por su estilo aniquilador de pelea, dio posiblemente la mejor demostración de su carrera en la noche del sábado cuando se impuso por nocaut en el octavo asalto sobre el hasta entonces invicto Batyrzhan Jukembayev. 

Con el triunfo en el combate previsto a 12 asaltos, Matías mejoró a 17-1 y 17 nocauts y se apoderó de la segunda posición en el ranking de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) para las 140 libras. 

El kazajo Jukembayev cayó a 18-1 con 14. 

Peleador zurdo, Jukembayev empezó la pelea con gran agresividad, acosando al boricua y bombardeándolo con sus golpes al cuerpo y la cabeza. 

Al final del tercer asalto, sin embargo, Matías comenzó a lastimar a su oponente con sus fuertes golpes al cuerpo, y en el cuarto continuó su ataque hasta el extremo de derribarlo con una combinación de golpes culminada con un gancho de izquierda. 

Su rival se levantó y, aunque en mal estado bajo un ataque constante, logró llegar hasta el final del episodio. 

Matías dominó la pelea en los asaltos quinto y sexto, pero Jukembayev tuvo un último momento de lucidez en el séptimo episodio, cuando terminó el asalto estremeciendo a Matías con largos derechazos a la cabeza. 

Luego de escuchar en su esquina cómo su entrenador Freddy Trinidad lo amonestaba por confiarse demasiado, Matías volvió a serla figura dominante en el octavo asalto, mientras que Jukembayev, con el rostro inflamado, evidenciaba los efectos del castigo. 

Su entrenador, el californiano Manny Robles, procedió entonces a detener la pelea. 

“Es un peleador fuerte, que tiene todo mi respeto”, dijo Matías luego del encuentro. “Tiene un gran futuro y le deseo lo mejor en su carrera”. 

En la misma cartelera transmitida por Showtime desde el Dignity Health Sports Park de Carson, California, el welter boricua Jovanie ‘Lobito’ Santiago (14-2-1 y 10) no pudo montar una ofensiva efectiva en ningún momento frente a la velocidad y la agresividad del zurdo Gary Antuanne Russell (14-0 y 14), quien lo derribó en el cuarto episodio antes de apuntarse un triunfo por nocaut al final del sexto asalto. 

La cartelera sería estelarizada por la defensa del francés Nordine Oubaali, campeón peso gallo del CMB, ante el filipino-norteamericano Nonito Donaire.