A menos de una semana para que finalice la temporada en la NBA, los standings no dan tregua y convierten el último puñado de partidos en una batalla determinante que podría significar la diferencia entre un camino relativamente sencillo y uno espinoso para los que sueñan con levantar el trofeo Larry O’Brien. 

Veamos algunas de las historias de más intrigas en la recta final.

Bizcocho para los ratings

Las camisetas de LeBron James y Steph Curry han finalizado primera y segunda en ventas por los pasados cinco años. Aunque no una métrica exacta, se podría concluir que son los dos jugadores más famosos, o al menos los más queridos por la fanaticada en toda la liga. Tras las lesiones sufridas por luceros como el mismo James, Anthony Davis y Klay Thompson, que no permitieron que ninguno de los dos equipos llegara a su versión óptima, los standings encuentran a los Lakers y los Warriors camino a un posible primer juego en el nuevo play-in tournament. El ganador asegura la séptima posición en la postemporada y el perdedor se jugará la vida por un partido más para entrar octavo. Según la página de proyecciones Fivethirtyeight, actualmente hay 89% de probabilidades de LeBron vs. Curry. 

La estrella de los Celtics, Jaylen Brown, se lastimó un ligamento de la muñeca y estará fuera de juego por lo que resta de la temporada. [suministrada]

¿Quién llega saludable?

Las lesiones han sido determinantes por el atropellado calendario de esta temporada, como lo demuestra la noticia difundida el lunes de que la estrella de los Celtics, Jaylen Brown, estará fuera de acción por lo que resta de la campaña al lastimarse un ligamento de la muñeca. Noticias como esas provocan que a una semana del comienzo de la competencia grande, haya un mar de incertidumbre inclusive entre algunos de los contendores. Los Nets aún no han recibido de vuelta a James Harden, quien está fuera con problemas en el hamstring, y solo han jugado siete juegos con su estelar trío, adicional a jugar cero minutos con lo que proyecta como el mejor cuadro estadístico de Kyrie Irving, Harden, Joe Harris, Kevin Durant y Blake Griffin. Anthony Davis lleva menos de 10 juegos desde su regreso a cancha, mientras que LeBron aún no ha regresado de manera oficial—entrando y saliendo— de su torcedura de tobillo. El mejor equipo en el oeste, el Jazz de Utah, anda sin su mejor anotador Donovan Mitchell, quien espera regresar en la primera ronda de la postemporada, mientras que los Nuggets ya perdieron al armador Jamal Murray por el resto de la campaña. La ecuación esta temporada podría ser tan sencilla como salud=campeonato. 

Gran diferencia entre las vías

La lucha primordial en ambas conferencias sigue siendo por el tope, ya que la diferencia en el nivel de talento que se encuentra en cada lado del bracket podría ser la diferencia entre llegar fresco a unas finales, o llegar estropeado… o simplemente no llegar. Comenzando con el Oeste, si las cosas se mantienen inertes, el camino para el que llegue primero es muy probable que sea: Warriors en la primera ronda y el ganador de Nuggets vs. Mavs en la segunda. El que llegue segundo en la conferencia es probable que se encuentre a los Lakers en la primera ronda y a los Clippers en la segunda, dos de los tres favoritos a comienzos de temporada para ganar el campeonato. 

En el Este hay una situación similar. El que llegue primero— los 76ers están casi asegurados ahí—, se cruzará con los Hornets o Wizards en la primera ronda, y al ganador de los Knicks vs. Hawks posteriormente, mientras que el que llegue segundo se verá contra los Celtics en la primera ronda y los Nets— tal vez completamente saludables en este punto—, o los actuales campeones de la conferencia, el Heat, en la segunda ronda. Para muchos, cuatro de los mejores cinco equipos de la Conferencia del Este: Bucks, Nets, Heat y Celtics, se encuentran en un lado del bracket. 

Tanking

En días recientes, los Rockets perdieron en Utah luego de “descansar” o dejar fuera por dolencias a John Wall, Christian Wood, Kevin Porter Jr., Eric Gordon, Avery Bradley y Kelly Olynyk. Los Rockets están haciendo lo imposible para permanecer en el sótano de la liga y por ende tener el mayor porcentaje de probabilidad de obtener el primer turno en el próximo draft y la fortuna de añadir al mejor prospecto, Cade Cunningham. Pero Houston no está solo. El Thunder, los Pistons, Cavs, el Magic y los Raptors también andan “descansando” a sus estrellas en vías de añadir otra L a su récord. Esas ciudades van a ver baloncesto feo esta semana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*