Se anticipaba que en la reunión sostenida por los directores de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente este martes se anunciara la cantidad de equipos que jugarían en la campaña de 2021-22. 

Esa decisión se aplazó hasta una nueva reunión, proyectada para mediados de mayo, donde, sorprendentemente, ahora se debe anunciar la adición de otra franquicia, que es en realidad un regreso: el de los Leones de Ponce. 

“Había cuatro grupos interesados en obtener la nueva franquicia de Ponce”, dijo el presidente de la Liga, Antonio Flores Galarza, “y después de un informe completo que yo le presenté a los directores, se descartaron dos y recibí instrucciones de seguir en contacto con los otros dos”. 

“Estos son los dos finalistas, por decirlo así”, comentó, “pero la realidad que los dos grupos son merecedores de tener la franquicia, que comenzaría en la temporada de 2022-23”. 

“Ahora yo voy a seguir el proceso y debo estar yendo a Ponce en la próxima semana”, agregó. “Entonces, en la reunión de mediados de mayo, yo presentaré mi informe y mi recomendación y la intención es que allí mismo se lleve a votación la aceptación de la nueva franquicia”. 

La razón por la que el equipo no entrará a juego en la próxima temporada, explicó, es que no estará lista para entonces la remodelación del estadio Paquito Montaner, “pero los dos grupos pidieron que se tomara la decisión de esta forma rápida para empezar a trabajar con sus planes de mercadeo”, agregó. 

De primera instancia, la Liga había anunciado que en la reunión del martes los equipos informaran finalmente si jugarían o no en la próxima temporada, con el fin de que el organismo pudiera tener todo acordado, incluyendo su itinerario de juego, para el 15 de mayo. 

“Pero en estas últimas semanas surgió otro ingrediente que nosotros no esperábamos ni queríamos que surgiera: la incertidumbre que reaparece ahora, de forma parecida a como ocurrió el año pasado para estas fechas, debido a los casos del coronavirus, y el hecho de que todavía el gobierno no ha dado el permiso para que se pueda jugar”. 

“En vista de eso”, dijo, “los equipos pidieron un mes adicional y se autoimpusieron unas metas, y en la reunión de mediados de mayo todos deben darnos su decisión final”. 

En la temporada pasada solo jugaron los equipos de Caguas, Mayagüez, Manatí y RA12, decidiendo recesar Santurce, Carolina y Aguadilla, que no ha jugado en los últimos cuatro torneos. 

En la reunión anterior de la Liga, el dueño de los Tiburones, Lcdo. Israel Roldán, había pedido más tiempo para informar su decisión, en espera de una reunión con el alcalde Julio Roldán. 

“De todos modos, esto quiere decir que deberíamos tener todo listo, incluyendo el itinerario, para fines de mayo, lo que no está mal”, dijo Flores Galarza. 

Finalmente, Flores Galarza explicó que en la reunión se anunció la lista de seis jugadores que habían solicitado la agencia libre por cumplir con el requisito de llevar seis temporadas completas seguidas jugando en la liga, y no fueron objetados por sus respectivos equipos. 

Estos fueron el veterano inicialista y designado Kennys Vargas (Mayagüez), el receptor Juan Centeno y el torpedero Yadiel Rivera (Manatí), el lanzador Giovanni Soto y el jardinero Johneswy Fargas (Carolina) y el lanzador Leroy Cruz (Caguas).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*