Josué Vargas, el cotizado junior welter aguadillano radicado en  Orlando, tiene programada ya no solo una, sino dos peleas con la empresa Top Rank

La primera será este sábado en Kissimmee, cuando Vargas, de 22 años de edad y con marca de 18-1 y nueve nocauts, se enfrente al californiano Willie Shaw (13-2 y nueve) en su cuarta pelea a 10 asaltos como parte de la cartelera estelarizada por el combate por el cetro pluma de la OMB entre el boricua Christopher ‘Pitufo’ Díaz y el campeón mexicano Emanuel ‘Vaquero’ Navarrete. 

La otra, dependiendo naturalmente de que no tenga problemas en la primera, está prevista para el 12 de junio en la cartelera que antes se perfilaba que sería en el Madison Square Garden y ahora parece que enfila hacia Las Vegas, estelarizada por Shakur Stevenson en la víspera de la Parada Puertorriqueña. 

Ya para entonces Josué espera saber si su oportunidad por el título mundial está a la vuelta de la esquina, posiblemente para este mismo año. 

“Ahora van a pelear José Ramírez y Josh Taylor en una unificatoria”, analizó, refiriéndose al encuentro que tienen programado en Las Vegas el 22 de mayo, en otro programa de Top Rank, los peleadores que entre sí acaparan los cetros de los cuatro organismos principales. 

“Lo que se espera es que el ganador suba después al peso welter”, dijo Josué, quien participó aquֵí en el entrenamiento público que hicieron los peleadores boricuas que participarán en el programa de Kissimmee. 

 “Entonces va a haber muchas peleas por los títulos vacantes”. 

Y él, naturalmente, espera colarse en esa estampida. 

Apodado The Prodigy (El prodigio), Josué, zurdo, entrena en Florida con su padre, Eladio, quien se mudó con él de Aguadilla a Nueva York cuando Josué tenía cuatro años y más recientemente se fueron a vivir en Orlando. 

“El es boricua de pura cepa”, dijo Eladio. 

La única derrota que tiene Josué fue doblemente dolorosa: perdió por descalificación en el tercer asalto de una confrontación a cuatro episodios con Sammito Santana en Las Vegas en 2016, cuando el médico diagnosticó que Santana no podía seguir peleando después de que Vargas le pegara cuando le dio la espalda encima del ring. 

“Y ya yo lo había tumbado dos veces”, comentó Josué con sonriente resignación. 

Ahora, naturalmente, Vargas, quien vino a la Isla acompañado por su padre y su novia, Leslie, está atravesando por tiempos mucho mejores como parte de una cuadra de Top Rank que cuenta con numerosos peleadores boricuas, incluyendo a José ‘Sniper’ Pedraza, Félix Verdejo, Pitufo, Edgar Berlanga, Orlandito González, Henry Lebrón, Abraham Nova, John Bauzá, Omar Rosario y los hermanos Joseph y Jeremy Verdejo, quienes en su gran mayoría deben estar peleando el 24 de abril y el 12 de junio. 

“Y no es solo eso”, dijo Josué. “Lo mejor es que casi todos somos jٕóvenes”.