Boston alcanzó las nueve victorias consecutivas gracias a una doble victoria sobre los Mellizos de Minnesota, con marcadores de 3-2 y 7-1. Con tres carreras en la segunda entrada, donde intervino un sencillo impulsador de Christian Arroyo, la novena de Alex Cora se impuso a primera hora para su octavo triunfo seguido luego de perder los primeros tres juegos de la temporada. Arroyo se fue de 4-2 y batea .321. En el segundo choque, José Berríos lanzó en cero las primeras cuatro entradas, pero salió con el juego empate a una carrera, las bases llenas y un out en la quinta, cuando Boston terminó marcando otras cinco vueltas para asegurar la victoria. Berríos, que sufrió su primera derrota de la temporada (2-1, 3.38), permitió cuatro hits y cuatro carreras, regaló tres bases y ponchó a cinco. Kike Hernández bateó de 6-1 en el doble choque y bajó su promedio a .208, mientras que Christian Vázquez se fue de 2-0, con una anotada, y promedia .325. Con el doble triunfo, Cora rebasó las 200 victorias como piloto en las Grandes Ligas.

No-hitter de Carlos Rodón

El lanzador zurdo de ascendencia cubana de los Medias Blancas estuvo a punto de lanzar un juego perfecto, pero le dio un bolazo al boricua Roberto ‘Bebo’ Pérez con un out en el noveno para el único corredor que se le embasó, en su victoria de 8-0 sobre los Indios. El veloz serpentinero ponchó a siete al acreditarse el segundo juego sin hits de lo que va de temporada. Pérez (.217) y Eddie Rosario (.243) se fueron ambos de 2-0. 

Otra gesta de Molina

Yadier Molina se convirtió en el primer receptor con dos mil partidos jugados con el mismo equipo este miércoles, pero el gozo le duro poco porque sus Cardenales fueron blanqueados 6-0 por los Nacionales. El Marciano de todas formas pegó de 4-1 y mantiene un promedio de .342. Igualmente, Molina es solamente el sexto mascota en la historia del béisbol que alcanza los dos mil partidos. 

De 4-2 Lindor

Los Mets obtuvieron su tercera victoria consecutiva, que les sirvió para escalar a la primera posición de la División Este de la Liga Americana con marca de 5-3, al superar 5-1 a los Filis, en un partido en el que Francisco Lindor ligó dos imparables en cuatro turnos (.222), con dos anotadas y un boleto gratis, y Edwin Díaz salió a lanzar la novena entrada en una situación que no era de juego salvado, retirando sus tres bateadores—con dos ponches—, para bajar su promedio de efectividad a 4.91.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*