El programado inicio de la temporada de la liga femenina de voleibol es el 27 de mayo, a poco más de un mes de distancia, y los equipos tienen hasta el próximo miércoles 14 de abril para anunciar si en definitiva van a jugar o no. 

Sin embargo, reina todavía una gran incertidumbre con varios de los equipos, que están pendientes de confirmar si consiguen el respaldo económico que necesitan para jugar o incluso decidir si se mudan de municipio. 

Ese parece ser el caso de Trujillo Alto, Humacao y Aibonito, pero, aunque el rumor hasta hace poco era que Naranjito debía incluirse en esa lista, el apoderado de las subcampeonas nacionales de 2019 —la última temporada que llegó a completarse— aseguró que su equipo sí jugará y se quedará en Naranjito. 

“Sí es verdad que hubo unas negociaciones para vender el equipo que no dieron fruto”, dijo el Dr. José Rojas, apoderado de las Changas, “y todavía, si surge alguien que reúna las condiciones y que me dé lo que yo estoy pidiendo, mañana mismo podemos llegar a un acuerdo”. 

“Pero, de lo contrario, las Changas de Naranjito estarán ahí… cuando empiece la temporada”. 

Rojas incluso descartó una especulación en el sentido de que, de permanecer con el equipo, su inclinación sería deshacerse de algunas de sus principales jugadoras en cambios desiguales, en busca de reducir la nómina de su sexteto. 

“No sé de dónde habrá salido eso”, dijo. “Yo tengo mucho respeto por este deporte y este es un equipo que muy bien puede ganar el campeonato”. 

“Puedo asegurar que mis siete reservas van a estar ahí”. 

Naranjito, dirigido por Jamille Torres, reservó a Andrea Rangel, Noami Santos-Lamb, Paola Rojas, Legna Hernández, Jennymar Santiago, Lynda Morales y Jenselyn Morales y se espera que todas jueguen este año. 

El Dr. Rojas, sin embargo, admitió que tiene dudas de que el torneo pueda comenzar el 27 de mayo, tal como programado, debido a que, por el alza en los contagios del coronavirus, el gobierno continúa sin autorizar la actividad deportiva de deportes de contacto, en especial en las canchas cerradas. 

“Y, sin eso, no se puede jugar”, dijo. 

El sorteo de jugadoras, en el que se incluirían las de los equipos que decidan no jugar —si alguno—, será el 24 de abril en Ponce.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*