Al padrastro, manejador y entrenador del excampeón José ‘Sniper’ Pedraza, tomó por sorpresa el anuncio extraoficial de la semana pasada en el que se aseguró que el boricua estaría reapareciendo este verano en un enfrentamiento con el invicto Julián Rodríguez Mullen. 

“Fue una sorpresa’, dijo Luis Espada, “porque no hay fecha, ni lugar… ni contrato”. 

“Pero de todos modos nosotros estamos entrenando y a estas alturas no podemos rechazar a nadie”. 

Nacido y radicado en Nueva Jersey, Rodríguez, de 26 años de edad, es un junior welter que tiene marca de 21-0 y 14 nocauts. Apodado ‘Hammer Hands’ (Manos de Martillo), está ligado promocionalmente a la empresa Top Rank, al igual que Pedraza, el excampeón mundial de las 130 y 135 libras que tiene marca de 28-3 y 13 nocauts y pelea ahora en las 140 libras. 

Inicialmente se había dicho que Rodríguez era hijo de puertorriqueño y cubana pero, al parecer en realidad es de padre colombiano, padrastro dominicano y madre de ascendencia irlandesa. 

Julián Rodríguez (derecha) se identifica con su herencia irlandesa. [suministrada]

Y parece identificarse más que nada con su herencia irlandesa: en una ocasión dijo que a veces llevaba en su pantalón una bandera de ese país, en honor de su abuelo. 

Fue un destacado peleador aficionado en los Estados Unidos, amasando una marca de  221-9 y coronándose como campeón nacional de los Guantes Dorados en 2013. 

Su manejador lo es Pat Lynch, conocido por haber dirigido en toda su carrera al legendario Arturo Gatti. 

Como sea, parece que será el siguiente en la lista de fuertes oponentes que Top Rank ha ido poniéndole al cidreño de 31 años, quien viene de vencer por decisión al californiano Javier Molina (entonces 22-2 y nueve) el 19 de septiembre en Las Vegas. 

Pedraza igualmente tuvo un ilustre paso por el aficionismo, ganando la medalla de bronce en los Panamericanos de 2007, la de oro en los Centroamerianos de 2010 y la de plata en el Mundial de 2009, además de participar en las Olimpiadas de 2008. 

“Sabemos que tenemos que tener cuidado porque son boxeadores que pueden venir a usarnos de escalón”, dijo Espada, “pero a la vez es un buen reto, algo que nos gusta”. 

Espada cree que la pelea pudiera celebrarse a fines de junio o en julio, lo cual es también otra sorpresa: “Estábamos pensando que Top Rank iba a ponernos en su cartelera del 12 de junio en el Madison Square Garden en la víspera de la Parada Puertorriqueña”, dijo, “más aun cuando nosotros somos de Cidra y la parada de este año está dedicada a Cidra”. 

De acuerdo a Espada, “es posible que la pelea con Rodríguez sea por un título regional, para que el ganador siga subiendo en los rankings”. 

Pedraza aparece clasificado sexto por la OMB en las 140 libras y Rodríguez duodécimo. 

Sin embargo, el acceso a peleas titulares en los cuatro organismos se encuentra bloqueado debido a que dos campeones, el escocés Josh Taylor (AMB y FIB) y el californiano José Ramírez (CMB y OMB) se reparten las cuatro coronas, y tienen pendiente enfrentarse en un choque unificatorio el 22 de mayo en Las Vegas. 

En esa misma cartelera el californiano José ‘Chon’ Zepeda, ahora clasificado primero por el CMB y quien venció por decisión a Pedraza en el debut de este como junior welter en 2019, peleará con el mexicano Pedro Campa. 

“Quizá después pueda venir la revancha con Pedraza y que el ganador vaya después por el título”, dijo Espada. 

Entretanto, en lo que se confirma la fecha de la pelea con Rodríguez, Espada dijo que Pedraza se va a mantener entrenando, aunque comedidamente. 

“Estaremos guanteando quizás una vez por semana o algo así en lo que sepamos más”, dijo finalmente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*