La cancelación del clasificatorio olímpico de Buenos Aires, que debía celebrarse del 10 al 16 de mayo, posiblemente adelantará los planes de algunos de los 10 miembros de la selección boricua que de otra manera hubieran esperado hasta después de ese certamen para decidir si saltaban al profesionalismo. 

Ahora, el propio Comité Olímpico Internacional, por medio del grupo de trabajo que designó para organizar el boxeo de los clasificatorios y las Olimpiadas en vista de la suspensión que le impuso a la federación internacional, es el que debe escoger a los clasificados de América, y se espera que el anuncio venga a principios de mayo. 

Si se mantiene el concepto original, serán 49 las plazas que se llenarán en todas las divisiones, en ambas ramas, 33 de varones y 16 de féminas, y todo a base de las posiciones de un ranking mundial que en estos momentos es un misterio: “No es el ranking que tenía la AIBA, sino uno que van a hacer ellos”, dijo José ‘Chiqui’ Laureano, presidente de la Federación boricua. 

“Pero no nos han dicho más nada: ni fecha, ni cuáles son los rankings”. 

En lo que eso surge, la Federación boricua descontinuó el acuartelamiento del grupo en el Albergue Olímpico y permitió que los boxeadores sigan entrenando en sus propios gimnasios. 

Los tres que residen en Estados Unidos —Nisa Rodríguez (165 libras), Cristina Cruz (112) y Armani Alméstica (138)— regresaron a sus respectivas residencias: las primeras dos en Nueva York y el tercero en Florida. 

Alméstica, así como Stephanie Piñero (152) y Bryan Polaco (152) ya han peleado como profesionales, y se espera que, de no clasificar para las Olimpiadas, otros sigan próximamente sus pasos, empezando tal vez por Jan Paul Rivera (125), quien, según se ha dicho, podría estar próximo a firmar con Top Rank

La situación es particularmente dolorosa para la veterana Kiria Tapia (132), la excampeona Centroamericana y Panamericana que por tercera vez aspiraba a clasificar para unas Olimpiadas, y ahora se vio privada de lograrlo por su cuenta. 

“Todo pasa por alguna razón”, escribió en su cuenta de Facebook. “Se canceló el clasificatorio olímpico por covid-19, pero estoy contenta con mi trabajo, lo di todo. Fueron muchos sacrificios, pero no me arrepiento ya que hago el deporte que me apasiona. Me voy a casa con mi familia y estaré en espera de esa llamada que me puedan decir que han validado mi carrera deportiva para representar a mi país en las Olimpiadas Tokio 2021”. 

De paso, dos exmiembros de la Selección están próximos a debutar en el profesionalismo. 

Este jueves, Amisael Jiménez, el superpesado de ascendencia boricua radicado en Tenesí, hará su primera pelea en un choque a cuatro asaltos como parte de una cartelera que se celebrará en Southaven, Mississipppi, enfrentándose con Willie Kyles (4-19 y cuatro). 

Entretanto, Luis Rodríguez, quien por razones personales y de trabajo  también descartó la posibilidad de representar a Puerto Rico en las 165 libras, debe debutar el 11 de junio en la Florida.