El negocio del boxeo está tratando de rediseñarse hace algún tiempo, buscando recuperar parte del prestigio que ha perdido desde que HBO dejó el deporte, las artes marciales mixtas empezaron a robarle buena parte de su audiencia y los organismos se pusieron a imprimir títulos mundiales como si estuvieran en baratillo. 

Por no hablar de que las peleas de que a veces se llevan los grandes titulares y las mejores ventas son las de las de mentirita, como la del regreso de Mike Tyson en un guanteo con Roy Jones, la farsa de Mayweather contra Connor y las ‘atracciones especiales’ de peleas entre youtubers, aparte de la confusión que debe causarle a la fanaticada ocasional el tener que hacer una investigación a fondo para localizar una transmisión entre el enjambre de posibilidades con ESPN Plus, DAZN, FS1 o, ahora, NBC Sports Network. 

Tal vez por eso, la pelea de este sábado representa un oasis de satisfacción: un verdadero gran combate, entre dos sólidos campeones mundiales mexicanos, disputando un verdadero título mundial, transmitido por ESPN, un canal de indiscutida tradición boxística. 

Miguel ‘Alacrán’ Berchelt (37-1 y 33 nocauts) estará defendiendo su cetro superpluma del CMB cuando, en el MGM Grand de Las Vegas, se enfrente con su compatriota Oscar Valdez (28-0 y 22) en una cartelera que incluirá la presentación de varios peleadores puertorriqueños. 

Berchelt (izquierda) es favorito ante Valdez en proporción de 3-1. [foto Mikey Williams/Top Rank]

Pese a la indiscutible calidad de ambos y sus récords esplendorosos, sin embargo, Berchelt, de 29 años, que estará haciendo la séptima defensa del cetro del CMB, es un amplio favorito, por un margen de más de 3-1. 

Esto tiene sus razones: de 30 años de edad, y con marca de 28-0 y 22 nocauts, Valdez es un excampeón peso pluma de la OMB que apenas estará haciendo su segunda presentación en las 130 libras. 

Berchelt, además, cuenta con amplias ventajas físicas sobre él —mide 5-7 con 71 pulgadas de alcance, frente a 5-5 ½” y 66—, pero también existen dudas con la capacidad que pueda tener Valdez, que ahora entrena con Eddy Reynoso y el grupo de Canelo Alvarez, para resistirle la pegada, en especial si la pelea se convierte en un típico duelo a lo mexicano. 

Se trata de un peleador que sufrió la fractura de su quijada ante Scott Quigg en su victoria titular del 10 de marzo de 2018 y luego tuvo cerca de un año de inactividad. 

En sus dos últimas peleas, Valdez sufrió para vencer en el séptimo asalto a Adam López —no sin antes ir a la lona en el segundo asalto e ir abajo en una de las tarjetas— y, en la última, se extendió hasta noquear en el décimo asalto al boricua Jayson Vélez en su primera presentación en las 130 libras el pasado 21 de julio. 

Algo imponderable, sin embargo, es si Berchelt estará al 100%, después de haber dado positivo al covid-19 el año pasado, lo cual provocó que fuera aplazado el encuentro que de primera instancia estuvo previsto para celebrarse en noviembre. 

Otro imponderable es la posible ausencia del entrenador de Berchelt, Alfredo Caballero, que estaba teniendo problemas de última hora para conseguir visa. 

Pero ambos peleadores anticipan una buena pelea. 

“Hay grandes peleas, grandísimas entre mexicanos”, dijo Berchelt en una conferencia telefónica. “No me gusta comparar… creo que hay muchísimas peleas entre mexicanos y muchas han sido guerras, han sido grandes batallas y por eso gustan y venden tanto en la unión americana, pero hay que recordar que los estilos hacen peleas. Creo que el estilo de Oscar y el mío encajan para que sea un gran combate”. 

Gabriel Flores (izquierda) tendrá una buena prueba ante el boricua Jayson Vélez. [foto Mikey Williams/Top Rank]

Finalmente, ambos son amigos desde que estaban en el aficionismo, pero han asegurado que su amistad quedará sin efecto ahora. 

“Cuando se firmó el contrato, la amistad quedó atrás”, dijo Valdez, a lo que Berchelt, quien ha dicho que ambiciona romper la marca de nueve defensas del cetro superpluma del CMB que posee Julio César Chávez, respondió: “Está bien, porque así no me sentiré mal al momento de lastimarlo”. 

En la misma cartelera, el boricua Jayson Vélez (29-7-1 y 21 nocauts) estará peleando a 10 asaltos en las 130 libras con el californiano Gabriel Flores, Jr. (19-0 y seis). 

“Flores tiene habilidad”, dijo Vélez durante la conferencia de prensa del jueves. “Tiene el talento. Eso es lo que necesito para probar que puedo estar al más alto nivel”. 

“Es un peleador técnico, pero a veces se para a pelear y eso es lo que me gusta. Es lo que deseo y lo que le gusta a la gente. Espero que utilice su boxeo durante algunos asaltos, pero después le brindaremos acción a los fanáticos”. 

El californiano Flores, de 20 años de edad (12 menos que Vélez), respondió: “Voy a asumir el control de la pelea. Jayson Vélez se ha enfrentado a buenos oponentes pero mi trabajo este sábado consistirá en que él no luzca como mi mejor oponente hasta el momento”. 

Por otro lado, el junior ligero de Cidra, Frevián González (4-0 y uno) reñirá a seis asaltos con Bryan Lua (7-0 y tres), de California; el junior welter cagüeño Omar Rosario (2-0 y dos) le hará frente a cuatro episodios al californiano Uriel Villanueva (1-0) y el welter boricua radicado en Florida, Xander Zayas (6-0 y cinco) combatirá a seis episodios con James Martin (6-1).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*