Dos contendores por el trofeo de la liga inglesa chocarán este domingo en un partido que puede definir la carrera por el primer lugar, uno en el que el líder Manchester City se enfrentará al cuarto lugar, el Liverpool. 

En los últimos tres años, el Manchester City ha sido coronado el campeón de la Premier League dos veces y el Liverpool una, con el otro quedando en la segunda posición los últimos dos años. 

Se puede decir que estos dos clubes han sido los mejores de Inglaterra en los pasados años, forjando una rivalidad entre los equipos y sus fanaticadas. 

El Manchester City, a pesar de sufrir diversas lesiones a través de la temporada, ha logrado escapar de la baja posición en la cual se encontraba al principio para lograr el primer lugar. El City ha logrado llegar a esta posición gracias a su ataque explosivo y casi imparable, que se ha destacado entre los más anotadores del año y el que más oportunidades ha logrado crear. 

El City entrará al partido sin la participación de su astro belga en el mediocampo, Kevin De Bruyne, por una lesión, al igual que probablemente sin el delantero argentino Sergio Agüero por covid-19. Esto causará que el club confíe en jugadores más jóvenes, ya sea empezando o en su banca, como lo son el delantero Gabriel Jesús o el mediocampista Phil Foden, jugadores que se han comprobado esta temporada como futuras estrellas. 

A pesar de estas bajas, el City se verá como el favorito para conseguir la victoria y continuar alejándose de su competencia en las tablas. 

Por otra parte, el Liverpool entrará al choque luciendo inconsistente, tras haber dominado a rivales de alta calidad por tres partidos de corridos— Manchester United, Tottenham y West Ham United—, antes de caer ante el inferior Burnley. 

En parte, lesiones han marcado la temporada turbulenta para el Liverpool, y el club no podrá contar con algunos de los mejores jugadores de su rotación defensiva, como Virgil Van Djik, Joel Matip y Joe Gómez. A la vez, otros jugadores estelares, como el mediocampista Fabinho, el arquero Alisson Becker y los delanteros Diogo Jota y Sadio Mané se ven como probables a no poder participar del partido. 

Este plano complica la rotación del Liverpool, y posiblemente obligue al entrenador a jugar con adquisiciones recientes, como las defensas Ozen Kabak y Ben Davies, junto a jugadores que suelen completar la rotación en vez de ver una gran cantidad de tiempo en el campo, como lo son el delantero Divock Origi y los mediocampistas Xherdan Shaqiri y Alex Oxlade-Chamberlain. 

El factor de mayor importancia para el Liverpool será su ataque inconsistente. En los partidos en que su ataque se manifiesta al nivel que debe, se convierte en uno de los clubes más peligrosos y anotadores de la Premier League; pero eso no es algo que se ha visto del club consistentemente. Si el ataque logra dominar, el Liverpool puede sorprender a su rival y escapar con una victoria. 

Por el momento, el Manchester City cuenta con siete de ventaja sobre el Liverpool con un juego menos en su récord. Sin embargo, este resultado puede modificar las tablas de tal forma que la carrera sea más cerrada. 

De ganar el Manchester City, se continuará alejando de sus rivales y estableciéndose como el favorito para obtener el trofeo inglés luego de perderlo ante el Liverpool el año pasado. De este no ser el caso, el Liverpool cerrará el espacio entre ellos y los líderes, simultáneamente facilitando el intento por el trofeo para los otros equipos contendores. 

El partido será televisado por NBCSports

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*