Aunque inicialmente le había dado el permiso para que se fuera y ya se había anunciado por la liga boricua, luego el apoderado de las Criollas de Caguas, Francisco ‘Furiel’ Ramos, decidió este lunes no autorizarle a la estelar central Diana Reyes jugar como refuerzo en la Liga de Perú. 

“Al principio le dije que sí, porque uno quiere ayudar a estas muchachas”, dijo el apoderado de las pentacampeonas, “pero luego lo consulté con médicos e incluso con el Dr. (César) Trabanco, el presidente de la Federación, y todo el mundo me dijo que era muy arriesgado por el covid-19”. 

De acuerdo a las últimas estadísticas, Perú ha sufrido más de 38,000 muertes por la pandemia, con más de un millón de contagios. 

“Diana quería irse, pero en realidad, por su salud, y teniendo un niño pequeño, no valía la pena, aparte de que lo que le iban a pagar era muy poco”, agregó. 

“Estamos hablando de una enfermedad que lo mismo puede ser asintomática, que mortal, ¿y qué garantía hay de que a uno lo puedan atender bien en un hospital de allá, siendo un extranjero?” 

“Así que la llamé esta mañana para decírselo”. 

Las jugadoras necesitan el aval de sus ligas y de sus equipos para jugar en el extranjero. 

Reyes, nacida en Caguas pero desarrollada en Aguas Buenas, quien también es una figura cimera en la Selección Nacional, ya había jugado en Perú en 2018. 

Actualmente trabaja en el Departamento de Recreación y Deportes de Aguas Buenas y, según había dicho, había recibido un permiso especial para ausentarse durante cuatro meses in perder su empleo. 

La temporada en Perú empieza a fines de enero y debe concluir en abril.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*