Como parte de la intensa campaña promocional que la empresa Top Rank ha venido haciendo con el supermediano boricua Edgar Berlanga, gracias a su marca de 16-0 con 16 nocauts en el primer asalto, este ha reconocido que ha llegado el momento de enfrentarse a rivales de mejor nivel, y entre los que ha mencionado se encuentra el descendiente de puertorriqueños Gabriel Rosado, a quien consideró un rival apropiado para él en estos momentos. 

Incluso llegó a sugerir que el combate podría celebrarse  en junio en Nueva York, en una cartelera que coincida con el Desfile Puertorriqueño. 

“No hay resentimiento contra él ni nada”, escribió Berlanga en su cuenta de Instagram. “Pero creo que es una pelea que podemos hacer ahora por los fanáticos”. 

Pero Rosado (25-13-1 y 14 nocauts), un veterano contendor en las 160 y 168 libras, precisamente lo consideró un gesto con motivos promocionales. 

“Primero”, dijo, riendo, en una entrevista telefónica desde Los Angeles, donde ya se encuentra entrenando con Freddie Roach, “Top Rank nunca va a permitir esa pelea”.

“El muchachito es bueno, me gusta, pero solo está peleando a ocho asaltos todavía”, dijo. 

“Por mi parte yo tengo 15 años de experiencia y he peleado muchas veces a 10 y 12 asaltos”. 

“Y no creo que haya mucho dinero para esa pelea”, agregó. 

“Si lo hubiera”, dijo, “yo con mucho gusto pelearía con él y le daría una clase de boxeo”. 

Dos veces retador titular en el peso mediano, perdiendo ante Peter Quillin y Gennady Golovkin, Rosado viene de rejuvenecer su carrera el pasado 27 de noviembre en Hollywood, Florida, cuando se enfrentó en las 168 libras al excampeón mediano Daniel Jacobs en una pelea a 12 asaltos en la que perdió una controvertida decisión dividida (115-113, 113-115, 113-115) que muchos le vieron ganar. 

“Yo gané esa pelea, pero se la dieron a él”, dijo. “Todo el mundo esperaba que yo peleara como siempre, una guerra, pero lo que hice fue jabear, contragolpear, y le gané fácilmente”. 

“Imagínense si le peleara así a Berlanga”. 

Rosado, sin embargo, explicó que todavía no tiene algo seguro para su próximo compromiso y estaría dispuesto a escuchar cualquier acercamiento. 

“Hace ya como tres años que estoy de agente libre”, dijo. “Es lo mejor. Puedo pelear con Eddie Hearn, con Haymon, con Top Rank…”. 

“Pero ahora mismo acabamos de empezar a guantear y estoy esperando a ver lo que aparece”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*