La NBA anunció el lunes la suspensión de dos juegos adicionales al que ya fue suspendido en este fin de semana.

En un comunicado de prensa, la liga sostuvo que el partido del lunes entre los Mavericks de Dallas y los Pelicans de New Orleans se pospuso debido a que los Mavs, quienes tuvieron que cerrar sus facilidades por varios casos de covid-19, no contaban con la cantidad mínima de jugadores necesarios (8) para la competencia. 

Por otra parte, y luego de haber visto el enfrentamiento del domingo suspendido por razones similares, los Celtics de Boston y el Heat de Miami también aplazaron el partido del martes. 

En el caso de los Celtics, se trata de una suma de jugadores lesionados, adicional a los que se encuentran en aislamiento como parte de los protocolos de salud, seguridad y rastreamiento. El Heat está programado para jugar en Filadelfia el martes, pero, a partir del lunes en la tarde, permanecía en su hotel de Boston sin estar seguro de sus próximos pasos. Los 76ers jugaron el sábado con ocho canasteros disponibles, pero solo siete de ellos sanos en lo que resultó una aplastante derrota ante los Nuggets de Denver.

Si bien la liga dejó claro que “no hay planes de detener la temporada”, anunció en el comunicado de prensa del lunes que se reunirá con la Asociación de Jugadores para modificar los protocolos de salud y seguridad de la liga. La NBA también ha programado una reunión especial con la Junta de Gobernadores para el martes, según Adrian Wojnarowski, de ESPN.

Los temas que se discutirán durante la reunión del lunes son potencialmente el reexaminar la socialización previa y posterior al juego en la cancha, más restricciones para cenar en restaurantes y reglas más estrictas sobre el uso de mascarillas.

La liga también se encontró con la incómoda situación de multar por $25,000 a los 76ers, quienes luego de perder varios jugadores por covid-19 o por el sistema de rastreamiento, sentaron por “lesiones” a varios jugadores en un intento de conseguir que el juego del sábado fuese pospuesto hasta que la escuadra esté a un nivel óptimo. El equipo dejó fuera de acción al estelar Ben Simmons por una supuesta “dolencia en la rodilla”. 

El quinteto no había puesto su nombre en el listado de jugadores lesionados y por ende, su ausencia fue injustificada, abriendo la puerta a la multa. 

La liga sigue adelante con su plan de sobrevivir la temporada hasta que la vacuna traiga un poco de estabilidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*