Kike Hernández finalmente encontró un nuevo hogar, aunque bastante distante del actual.

Distintos medios noticiosos reportaron el viernes que el polifacético jugador puertorriqueño llegó a un acuerdo de dos años y $14 millones con los Medias Rojas de Boston, equipo que tendrá nuevamente de dirigente a su compatriota Alex Cora.

El agente libre Hernández, de 29 años, se distingue porque puede jugar con efectividad todas las bases del cuadro interior—menos la receptoría— y los jardines, aunque se espera que, principalmente, se convierta en el intermedista regular de la novena, posición que no ha estado muy bien cubierta en Boston desde los días de Dustin Pedroia.

Hernández pasó los seis últimos años con los Dodgers de Los Angeles, novena con la que ganó su primera Serie Mundial el año pasado. En 48 juegos en la recortada temporada del 2020, bateó .230, con cinco cuadrangulares.

Kike Hernández fue parte del equipo de los Dodgers que ganó la pasada Serie Mundial. [suministrada]