El destacado lanzador zurdo Blake Snell, ganador del Premio Cy Young de la Liga Americana en el 2018, fue transferido a los Padres de San Diego en una transacción que aún no ha sido oficializada por ninguno de los equipos involucrados.

Los Rays de Tampa Bay, campeones de la Liga Americana, recibirán a cuatro de los mejores jugadores jóvenes de los Padres: los lanzadores Luis Patiño y Cole Wilcox y los receptores Francisco Mejía y Blake Hunt.

Snell ganó el Cy Young de la Liga Americana en el 2018 y pasó sus primeras cinco temporadas en las Grandes Ligas con Tampa Bay.

En la temporada 2020, tuvo marca de 4-2 en 11 aperturas con 3.24 de efectividad. En 50 entradas de labor en una campaña recortada por la pandemia del coronavirus ponchó a 63 bateadores y otorgó 18 boletos. En la postemporada tiró otros 29.2 episodios, acumulando un promedio de efectividad de 3.03, con 14 boletos y 37 ponches.

El colombiano Patiño, de 21 años, tuvo récord de 1-0 con 21 ponches y 5.19 de efectividad en 11 juegos con los Padres, trabajando en 17.1 innings en el 2020. Sin embargo, fue lanzado al fuego en la postemporada y vio acción contra los los Cardenales de San Luis en la serie del wild card y contra los Dodgers en la serie de campeonato de la Liga Nacional.

Por su parte, el dominicano Mejía, de 25 años y quien en un momento fue considerado uno de los prospectos más cotizados del béisbol, consumió 39 turnos para los Padres en el 2020 y bateó .077, con un jonrón y un doble. Pero en el 2019, en 79 juegos, bateó .265 con 11 dobles y ocho jonrones.

En el caso de Wilcox, de 21 años, se trata del séptimo mejor prospecto de la organización de San Diego que fue seleccionado en la tercera ronda del sorteo de novatos del 2020.