Gennady Golovkin lució en excelentes condiciones, con potencia en sus golpes y velocidad de manos, al noquear técnicamente en siete asaltos al polaco Kamil Szeremeta, su retador obligatorio, para retener su cetro mediano de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) en Hollywood, Florida en la noche del viernes. 

La victoria representó para el uzbeco de 38 años, ahora con marca de 41-1-1 y 35, su vigésimo primera exitosa defensa del cetro mediano, con lo que rompió el récord de 20 que compartía con Bernard Hopkins. 

Szeremeta (ahora 21-1 y cinco) cayó a la lona en los asaltos primero, segundo, cuarto y séptimo y el árbitro Tellis Asimenios detuvo la pelea después de ese episodio. 

Para Golovkin fue su primera pelea desde su aguerrida y controvertida victoria por decisión sobre Sergiy Derevyanchenko hace 14 meses en el Madison Square Garden para apoderarse del entonces vacante cetro de la FIB. 

El triunfo despeja el camino para un posible tercer enfrentamiento con el mexicano Saúl ‘Canelo’ Alvarez el próximo año. 

Alvarez, quien tiene un empate y una victoria sobre Golovkin, reaparecerá a su vez luego de 13 meses de inactividad este sábado en el Alamodome de San Antonio, Texas, cuando se enfrente con el británico Callum Smith por el cetro supermediano de la AMB y el vacante del CMB. 

Mantiene su invicto Ramírez 

Por otro lado, en una pelea celebrada en Galveston, Texas, el mexicano Gilberto Ramírez, excampeón supermediano de la OMB, hizo su primera pelea en 20 meses y su segunda presentación en las 175 libras, al noquear en el décimo episodio al texano Alfonso López (32-4 y 25) en un encuentro por el cetro de la NABF, un organismo regional afiliado al CMB. 

El zurdo Ramírez, de 29 años, mejoró su marca a 41-0 y 27 nocauts.