Utilizando la tecnología a su favor y con una logística totalmente diferente a los eventos del pasado, Special Olympics Puerto Rico (SOPR) celebró por todo lo alto y de manera virtual sus Juegos Nacionales 2020.

Alrededor de 350 atletas se registraron en el evento cumbre del año de esta organización, que impacta a través del deporte a personas con discapacidad intelectual. Un total de 15 disciplinas conformaron el calendario de competencias de estos Juegos, que virtualmente reunieron a los participantes, durante dos días, a través de la plataforma de reuniones Zoom. 

Desde el pasado mes de abril a consecuencia de la pandemia ocasionada por el covid-19, SOPR modificó toda su programación de manera virtual.

“Tenemos que agradecer a los entrenadores y voluntarios, porque es difícil entrenar a la distancia, pero nunca han perdido la fe. Gracias a los entrenadores, que separan tiempo de estar con sus familias para estar con nuestros atletas”, expresó José Barea, presidente de la junta de directores de SOPR, durante los actos de apertura de esta “Justa Virtual”, que se transmitió en directo a través de la página de Facebook del organismo (Special Olympics Puerto Rico).

Daimi Aza ejecuta una rutina durante su participación en la gimnasia rítmica. [foto Mario García]

Durante el primer día de acción se celebraron dinámicas y retos en los deportes de fútbol, baloncesto, bowling, gimnasia rítmica, tenis de mesa, bochas y atletismo, mientras que en el segundo día cobraron vida los deportes de esgrima, levantamiento en potencia, natación, voleibol, tenis, karate. Además se celebraron las dinámicas del proyecto atleta joven (participantes de hasta siete años de edad) y MATP (programa de entrenamiento de actividades motoras, por sus siglas en inglés).

El grupo de trabajo liderado por Angel Arroyo— director deportivo—, Luis Yonuel Rivera y Albert López, coordinadores de actividades, y asistido por Carla Rosado, Coralys Vega, Steven Rosario, Sonia Isis Vallés y Ángel Ríos, estuvo a cargo de las evaluaciones y dinámicas de la competencia.

“Gracias a los padres, que mantienen conectados a sus hijos en las páginas de Olimpiadas Especiales y en la programación. Gracias a nuestros atletas, que son los que nos motivan y nos mantienen luchando día a día por este programa. De ellos aprendemos todos los días”, concluyó Barea.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*