La decisión sobre la próxima temporada de la liga invernal, y si la misma va a jugarse con público o sin público, sigue sin determinarse menos de dos semanas antes del inicio de la misma, señalado para el primero de diciembre. 

Un día después de que se anunciara que Carolina y Aguadilla habían desistido de participar en el torneo, y de que se informara extraoficialmente que Santurce había pedido un plazo de 48 horas para anunciar su determinación, la situación se mantenía igual de oscura el miércoles en la noche. 

El presidente de la liga, Juan Antonio Flores Galarza, insistió en que el gobierno sí ha autorizado la celebración de la temporada, aunque todavía sin aclarar si va a permitir la presencia de fanáticos en los parques. 

Entretanto, se garantizó que cuatro equipos —Caguas, RA12, Mayagüez y Manatí— se comprometieron a jugar, con o sin público. 

Incluso, los jugadores de Mayagüez y RA12 ya han comenzado sus prácticas, aprovechando el hecho de que el gobierno sí autorizó las mismas. 

Entretanto, el presidente de los Cangrejeros, Justo Moreno, delegó en su directora de prensa, Gladys Arce, para que ella circulara en la noche del miércoles cualquier decisión tomada por el equipo, que presumiblemente tendría que estar relacionada con jugar o no sin público, puesto que no se esperaba que este miércoles hubiera una decisión gubernamental final en torno a permitir o no la presencia de público. 

Al parecer, Moreno estaba en conferencia nocturna con los demás dueños de equipos antes de tomar una decisión. 

“(La comunicación del gobierno) Es algo que no ocurrirá necesariamente hoy (miércoles), sino en lo que resta se semana”, expresó Flores Galarza. “Estamos en espera de una comunicación oficial del secretario de la gobernación Antonio Luis Pabón Battle”.

De hecho, el permiso para jugar con público parecía estar más remoto que nunca, a pesar del pedido reiterado de la liga de que se permita un máximo del 25% de asistencia a los parques, del mismo modo que se permite una presencia limitada de público en los restaurantes y otros establecimientos comerciales que, al contrario de los parques de béisbol, operan en espacios cerrados. 

Esto es así porque el miércoles se informó de 20 muertes por el coronavirus, siendo esta la cifra más alta en un día desde que comenzó la pandemia, siendo una evidencia adicional de que los contagios siguen aumentando, en vez de ir mermando. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*