Si en efecto se juega la próxima temporada de la Liga Femenina a partir de la fecha tentativa del 25 de marzo, actualmente existen serias dudas con la participación de las Amazonas de Trujillo Alto. 

“Nosotros queremos jugar”, dijo el apoderado del sexteto, Willie López, “pero ahora mismo no sabemos, porque el municipio de Trujillo Alto no nos cumplió el acuerdo económico que teníamos para la temporada pasada”. 

“De hecho, llevo meses tratando de comunicarme con el alcalde y con el director de recreación y deportes, y no he recibido ninguna respuesta”, agregó. 

De acuerdo a López, el municipio, cuyo alcalde —José Luis Cruz, del PPD— revalidó en las recientes elecciones, se había comprometido a aportar $50,000 al equipo en la temporada que este año tuvo que ser suspendida a mitad de camino por la pandemia. 

“Incluso fue algo que había sido aprobado por la asamblea”, dijo, “pero no nos dieron ni un centavo”. 

López aclaró que solo se trataba de una aportación, una cooperación con el equipo que acababa de mudarse de forma permanente a Trujillo Alto después de haber jugado allí la temporada anterior interinamente por no haber estado en condiciones el coliseo Guillermo Angulo de Carolina, antigua sede de la franquicia. 

“Sé que hubo la pandemia”, dijo, “y que quizás ellos pudieron pensar que no tenían que aportar nada porque no se había completado la temporada”. 

“Pero ese no era el acuerdo”. 

“Yo no había dicho nada antes porque no quería hacerlo antes de las elecciones”, agregó, “pero ya en la pasada reunión de la Liga, el 7 de noviembre, yo le informé a mis compañeros (los demás apoderados) lo que estaba ocurriendo”. 

“Lo que molesta es que en ningún momento me hayan respondido a nada”, agregó. “Ni siquiera mediante un mensaje de texto”. 

“Con esos $50,000 nuestras pérdidas hubiesen sido menos, pero en realidad terminamos perdiendo entre $90 y $100,000”. 

Dirigidas por Xiomara Molero, las Amazonas tenían marca de 5-3 al suspenderse la temporada el 12 de marzo, “y lo más lamentable es que era un buen equipo, y la fanaticada estaba empezando a apoyarlo”. 

“Y a mí me gusta Trujillo Alto”, dijo. 

López aseguró que no ha empezado a explorar la posibilidad de mudar nuevamente la franquicia, aunque esa parecería ser la opción más razonable. 

“No he mirado hacia ningún lado todavía”, dijo. 

De jugar, la franquicia no contaría con la estelar Aury Cruz, quien debutará en febrero con la nueva liga de Estados Unidos. 

Pero también es consciente de que el momento no es el más propicio para que los municipios respalden el deporte en general o el voleibol en particular.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*