La proyectada pelea titular de McWilliams Arroyo con el mexicano Julio César Martínez por el cetro mosca del Consejo Mundial de  Boxeo (CMB) al parecer sigue alejándose en el horizonte.

Originalmente, Arroyo (20-4 y 15 nocauts), clasificado primero por el CMB en las 112 libras, tenía previsto retar a Martínez (ahora 17-1 y 13 nocauts) en una cartelera que la empresa Matchroom Boxing, del británico Barry Hearn, iba a presentar el 15 de agosto en Tulsa, Oklahoma.

Pero el combate fue cancelado un mes antes por enfermedad del monarca.

Al recuperar la salud Martínez, sin embargo, Hearn le colocó en el programa que debía presentar el 23 de octubre en Ciudad de México, en una defensa ante el también mexicano Maximino Flores (25-4-2 y 17), pero, al contraer Flores el covid-19, Martínez terminó defendiendo su corona ante el contendiente de última hora Moisés Calleros (33-9-1 y 17), a quien noqueó en el segundo asalto.

Pero ahora Martínez tiene previsto hacer una defensa más antes de que termine el año y, según parece, McWilliams, quien debería ser considerado su retador obligatorio, sigue sin estar en los planes.

“Nos han dicho que vamos a pelear el 18 o 19 de diciembre”, dijo este domingo Mauricio Aceves, entrenador del monarca. “Nosotros pensábamos que sería contra Arroyo, pero lo que nos dijeron es que la pelea sería con Maximino Flores, el mismo con el que no pudimos pelear debido al covid”.

Martínez está ligado promocionalmente a Matchroom, y esa empresa, que transmite por la plataforma DAZN, es la que está en trámites para presentar la próxima pelea de Saúl ‘Canelo’ Alvarez, que apunta a que sería ante el británico Callum Smith, campeón supermediano del CMB y la AMB.

De acuerdo a una información de Dan Rafael, publicada por BoxingScene.com, el bando de Canelo confirmó que está en negociaciones para acordar esa pelea, aunque aclaró que aun no hay nada seguro.

La misma se celebraría en el AT&T Stadium de Arlington, Texas, pero la incertidumbre con la fecha se debe a que el domingo 20 de diciembre deberá celebrarse allí mismo un juego de la NFL de los Cowboys de Dallas contra los 49ers e San Francisco, y se teme que no habría tiempo para reacondicionar el estadio si celebra una cartelera la noche antes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*