Las primeras horas de la agencia libre trajeron la noticia de la firma del armador argentino Facundo Campazzo con los Nuggets de Denver. 

Facu se une a la formidable rotación de armadores en Denver que incluye al canadiense Jamal Murray y a Monte Morris. 

Campazzo ha sido perseguido por años por varias franquicias en el pasado, pero ha optado por permanecer en el baloncesto europeo donde se ha convertido en el mejor armador del continente jugando para el Barcelona. 

Los Nuggets se encuentran como el tercer equipo con mayores posibilidades de ganar la Conferencia del Oeste según las apuestas de Las Vegas. La firma se da dos días después de que su compatriota Leandro Bolmaro fuera seleccionado en el draft con el turno número 23 por los Knicks, quienes enviaron sus derechos a Minnesota. Se espera que Bolmaro permanezca al menos un año más en Europa vistiendo el mismo uniforme que ha lucido Campazzo por los pasados años. 

Por su parte, los Lakers hicieron una inteligente movida al firmar al alero Wes Matthews, quien brinda todo lo que traía a cancha Danny Green, quien tiene un sueldo de $15 millones al año, pero por $3.6 millones. Fue la primera movida de los Lakers, que buscan fortalecer la escuadra alrededor de LeBron y Anthony Davis para defender su campeonato. 

Pero fueron por más.

En una de las movidas más sorpresivas de la noche, el actual Sexto Hombre del Año, Montrezl Harrell, firmó un contrato con los campeones por dos años y $19 millones. Harrell promedió 19 puntos y siete rebotes 28 minutos por juego como suplente con los Clippers, quienes comparten hogar con los Lakers. El centro trae un estilo enérgico que ayudará a los laguneros, que lucieron letárgicos en varios puntos de la temporada regular. 

El premio al ‘Papelón de la Noche’ se lo lleva cómodamente Dwight Howard, y no es para menos si estudiamos su trasfondo en la liga. Howard fue a las redes sociales a anunciar que “Me quedo en donde pertenezco. Nación Laker los amo. Violeta y oro nunca se ponen viejos”, solo para firmar menos de una hora después con los 76ers de Filadelfia. 

Montrezl Harrell, el Mejor Sexto Hombre de la pasada temporada, se fue para los Lakers en un contrato de dos años. [suministrada]

Sin embargo, el premio gordo de la noche se los llevó el armador de los Kings de Sacramento, De’Aaron Fox, quien acordó una extensión de cinco años y $163 millones, con una cláusula para alcanzar el super max de $195.6 millones. Fox tuvo una temporada espectacular al son de 21 puntos, siete asistencias y cuatro rebotes, y se ha convertido en la cara de la franquicia en Sacramento. 

Otro que se llevó un premio grande lo fue el francotirador de Latvia, Davis Bertans, quien  acordó un contrato de 5 años y $80 millones para regresar a los Washington Wizards. Bertans promedió 15 puntos y cinco rebotes viniendo del banco en 54 juegos en la capital, pero se espera que su rol aumente esta próxima temporada. 

Los Hawks, que según reportes tienen un mandato directo del dueño de la franquicia, Antony Ressler, de entrar a la postemporada, fortalecieron su rotación con la adición del italiano Danilo Gallinaro por tres años y $61.5 millones. Gallo viene de una productiva temporada junto a Chris Paul en OKC, promediando 19 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias, aunque ha sido un riesgo de lesiones a través de su carrera. 

Entretanto, el armador Goran Dragic acordó un contrato por dos años y $37.4 millones para volver con el Miami Heat, a quienes lideró en anotaciones por juego la pasada postemporada de camino a las finales. El segundo año de contrato es no garantizado, dando la flexibilidad salarial al Heat el próximo verano en caso de que alguno de los peces gordos: Giannis, Kawhi, Paul George, LeBron, etc, quiera jugar en South Beach. 

En otras movidas más pequeñas, Derrick Favors acordó un contrato de tres años y  $30 millones con el Utah Jazz, con el que pasó nueve temporadas antes de vestir los colores de los Pelicans en la temporada pandémica. El Jazz también se quedó con el anotador del banco Jordan Clarkson por cuatro años y $52 millones.

Malik Beasley, quien fue arrestado por posesión de drogas y armas en el tiempo muerto, acordó un contrato por cuatro años y $60 millones para regresar a los Timberwolves, mientras que Rodney Hood regresa a los Portland Trail Blazers con un contrato de dos años y $21 millones. El segundo año del contrato es no garantizado. 

Los Pistons apuestan a la estatura en una era donde los centros no estelares son fáciles de reemplazar al firmar a Mason Plumlee por tres años y $25 millones y a Jahlil Okafor por dos años.

En Denver, una de sus piezas claves en la sorpresiva carrera a las finales de conferencia, Jerami Grant, abandona el barco tras acordar un contrato por tres años y $60 millones con los Pistons de Detroit. Grant fue pieza clave junto a Nikola Jokic y Jamal Murray en uno de los upsets más históricos cuando los Nuggets vencieron a los Clippers en la ronda semifinal luego de estar abajo 3-1 en la serie. 

Por otra parte, a los Nets les salió caro quedarse con el tirador Joe Harris, quien acordó un contrato de cuatro años y $75 millones para regresar a Brooklyn. Harris provee el valioso espacio en la cancha que requieren Kevin Durant y Kyrie Irving, siendo uno de los mejores trespuntistas en la liga, ganando la competencia de tiros de tres el año pasado. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*