¿Qué pasó?

Aunque un poco más cerradamente que en el anterior, los Lakers volvieron a dominar, esta vez 124-114 a un disminuido rival, para tomar ventaja 2-0 en las finales contra el Heat. Las superestrellas vuelven a la carga. The King y The Brow se combinaron para 65 puntos, 23 rebotes y 10 asistencias. Rajon Rondo y Kyle Kuzma anotaron en doble cifra viniendo del banco. Por el Heat, Jimmy Butler terminó con 25 puntos, 13 asistencias y ocho rebotes mientras que Kelly Olynyk marcó 24 en su rol de suplente.

¿Qué falló?

El Heat tiró un mejor porcentaje de campo, de tres y del tiro libre, pero perdió la batalla de los rebotes malamente, donde los Laguneros dominaron por 17, incluyendo 16-6 en los rebotes ofensivos. Eso les permitió a los gigantes Lakers hacer 26 intentos más al canasto que al grupo de South Beach. 

Davis tuvo otra actuación monumental junto a LeBron James para que los Lakers tomaran ventaja 2-0 en la final.

Los Lakers se convirtieron en el primer equipo en los últimos 20 años en anotar 50 puntos y disparar el 70 por ciento desde la pintura en un juego de playoffs. Anotaron 56 puntos en la pintura con 74% de campo.

¿Quién falló?

Nadie del Heat jugó particularmente mal. La ausencia del estelar centro Bam Adebayo y el armador Goran Dragic incrementan la ventaja en talento con la que los Lakers comenzaron la serie. 

Lo próximo:

Toda la atención está en el staff médico del Heat para saber si ambos o uno del dúo de Bam y Dragic podrá jugar el domingo en el tercer juego de la serie. De no cambiar el estatus salubrista, es probable que veamos a los Lakers acercarse a una victoria del campeonato.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*