En su última pelea, un triunfo por nocaut técnico en cinco asaltos sobre el también invicto Darwin Price el pasado 28 de diciembre en una cartelera celebrada en la State Farm Arena de Atlanta que fue transmitida por Showtime, Malik Hawkins tuvo que ser el agresor frente a un peleador que se le movía en todo momento. 

Pero ahora el peleador de Baltimore, una de las grandes promesas de la compañía de Floyd Mayweather, Jr., está preparándose para una pelea totalmente diferente cuando se mida el 10 de octubre con el boricua Subriel Matías. 

“Yo sé pelear de las dos maneras”, dijo Hawkins, de 24 años de edad y 6-0 de estatura, con marca de 18-0 y 11 nocauts. 

“Pero con Matías espero que él venga a presionarme y a tratar de imponer su fortaleza”, agregó. “Eso es lo que trata de hacer todo el mundo. Pero yo sé cómo bregar con eso y me veo dominándolo claramente con mi boxeo”. 

“No lo conozco mucho”, agregó el peleador que entrena en Baltimore con sus preparadores, Calvin Ford, Kenny Ellis y Russ Blakney. 

Hawkins es una de las grandes promesas de la compañía de Floyd Mayweather, Jr. [suministrada]

“Sé que su pelea más conocida es la que tuvo con Maxim Dadashev —quien lamentablemente murió después de la pelea— y que es más que nada un peleador que pone presión”. 

De 5-8 de estatura y 28 años de edad, Matías (15-1 y 15) estará haciendo su primera pelea desde que en febrero pasado sufrió una sorpresiva derrota por decisión ante el ruso Petros Ananyian cuando aparecía clasificado primero por la FIB y estaba en los albores de una pelea titular. 

Además, estaba haciendo su primera pelea luego de pactar un acuerdo promocional con la Premier Boxing Champions de Al Haymon. 

Malik, entretanto, firmó con la empresa de Mayweather, aliado de Haymon, en septiembre pasado y estará haciendo su quinta pelea en las 140 libras, luego de haber peleado como junior mediano y luego como peso welter en las primeras etapas de su carrera. 

“Sencillamente vi que no estaba subiendo demasiado de peso cuando no estaba entrenando y le dije a mis entrenadores que tal vez podía bajar a las 140 libras”, explicó. 

“Y la verdad es que no tengo ningún problema para hacer el peso”. 

“Eventualmente, espero terminar peleando como en 160 libras al final de mi carrera, pero eso será como un proceso natural”, dijo. “Mi objetivo principal es ganar el título mundial de las 140 libras, y no estoy pensando en ganar muchos títulos ni en andar rompiendo récords”. 

Pese a su récord invicto, sin embargo, Malik no aparece clasificado por ninguno de los cuatro organismos internacionales, mientras que Subriel está décimo en el ranking de la FIB. 

Pero eso no evita que él considere que podría estar disputando una corona mundial dentro de poco tiempo. 

“Aunque no tengo ningún título, soy el tipo más grande de esta división, soy el abusador en las 140 libras”, dijo. 

“Pero sé que hay muchos peleadores buenos aquí, incluyendo a José Carlos Ramírez (campeón de la OMB y el CMB) y Josh Taylor (monarca de la FIB y la AMB), quienes posiblemente se midan para unificar todos los cetros a fines de este año o principios de 2021. 

“Son dos buenos peleadores, pero me parece que Ramírez va a ser demasiado fuerte para Taylor y que tal vez le gane por nocaut”, comentó Malik, quien se hizo profesional después de una destacada carrera en el aficionismo en la que tuvo un récord de 160-15 y  ganó múltiples campeonatos nacionales, incluyendo el de los Guantes Dorados, y una medalla de bronce en el Mundial Juvenil. 

Pero aunque Matías va a ser su primer rival puertorriqueño como profesional, Malik está seguro de que enfrentó a otros en el aficionismo, aunque no recuerda sus nombres. 

“Sí sé que hubo uno al que me enfrenté en una competencia internacional en Kansas City a mediados de mi carrera aficionada y fue uno de los rivales más fuertes de mi carrera”, dijo el peleador que peleó mayormente como welter en el aficionismo, “pero no recuerdo su nombre”. 

La pelea a 10 asaltos será la semiestelar de la cartelera que transmitirá Showtime desde el Mohegan Sun Casino de Uncasville, Connecticut, estelarizada por el combate entre el ruso Sergey Lipinets y el uzbeko Kuadratillo Abdukakhor.