El nuevo auge en el nivel de contagios del coronavirus en Europa y otras partes del mundo obligó a que la Federación Puertorriqueña de Boxeo alterara su plan de enviar a muchos de los integrantes de la Selección Nacional a participar desde esta semana en unos fogueos en Francia. 

“El consulado de Francia nos contestó por escrito diciéndonos que en estos momentos no están permitiendo que ciudadanos de Estados Unidos entren al país”, dijo el presidente federativo, José ‘Chiqui’ Laureano. 

“Pero los estamos acuartelados a todos desde el lunes en el Albergue de Salinas”, agregó, “y después se evaluará la situación”. 

La mayor parte del equipo se encuentra entrenando ya con los coaches Carlos ‘Cholito’ Espada y Joe Santiago, incluyendo a Christina Cruz (112 libras) y Nisa Rodríguez (165), que residen en Nueva York. 

Christina, de paso, estaba entrenando en España con la expectativa de pasar a Francia para el fogueo, pero vino a Puerto Rico al cambiar las cosas e, incluso, antes de que España impusiera medidas más severas, con un toque de queda nacional, debido al recrudecimiento de la pandemia. 

El supercompleto Amisael Jiménez, que reside en Tenesí, se uniría a la selección después, al igual que Armani Alméstica, el campeón de las 138 libras, que reside en Orlando. 

“Armani va a hacer su segunda pelea como profesional a principios de noviembre”, explicó Laureano. 

Stephanie Piñeiro (152 libras), 2-0 como profesional, tiene proyectado pelear en una cartelera en noviembre y, por consiguiente, no se acuartelará en el Albergue, sino que viajará todos los días para participar en los entrenamientos, lo mismo que Kiria Tapia (132 libras). 

Yankiel Rivera, el medallista de bronce en las 114 libras de los Juegos Panamericanos que estaba entrenando en Las Vegas, también se reportó al acuartelamiento. 

El equipo, sin embargo, cuenta con una sorpresiva nueva adquisición: el fajardeño Bryan Polaco, medalla de plata en los Centroamericanos de 2018. 

Polaco acaba de debutar como profesional y ha hecho cuatro peleas (todas victorias, con tres nocauts) en las carteleras de la compañía All Star Boxing en Florida, a la cual está ligado promocionalmente, pero esta recesará hasta reanudar sus operaciones en febrero y el peleador, que antes había dado a entender que no seguiría su sueño olímpico, ahora cambió de parecer y se unió al acuartelamiento. 

El equipo tenía una vacante en las 152 libras debido a que el campeón nacional, Omar Rosario, quien firmó como profesional con Top Rank, ha dicho que por ahora prefiere concentrarse solamente en su carrera profesional. 

“El cuerpo técnico evaluará la situación”, dijo Laureano. “Se va a evaluar si se hace o no una eliminatoria para ese peso, y si Polaco tendría que pelear con el que llegó segundo (detrás de Rosario)”. 

Los otros peleadores que se encuentran en el Albergue son Jan Paul Rivera (125 libras), Luis Rodríguez (165), Josué Barrero (178) y Alvin Canales (201 libras), así como la medallista de plata en los Centroamericanos de 2018 en las 125 libras, Ashleyann Lozada. 

El equipo estará en el Albergue hasta el viernes pero pasará la próxima semana al Sixto Escobar, donde está su centro de entrenamiento, antes de regresar más tarde a Salinas. 

Los peleadores boricuas tratarán de ganarse un puesto para las Olimpiadas de 2021 en Tokio cuando participen en febrero o marzo de 2021 en el torneo clasificatorio de América.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*