Además de programar fechas tentativas para el sorteo de jugadoras y el inicio de la temporada de 2021, los apoderados de la Liga Superior de Voleibol Femenino tendrán que discutir muchos otros temas ‘trascendentales’ en su reunión programada para el 7 de noviembre a las 11 a.m. en Caguas, dijo el Lcdo. José ‘Picky’ Cervera, director del organismo. 

“Va a ser una reunión extensa”, dijo.

La misma se celebrará, naturalmente, cuando todavía hay serias interrogantes con la pandemia del coronavirus que condujo que el torneo femenino de este año fuera cancelado a mitad del camino y se eliminara en su totalidad el masculino. 

“A diferencia del béisbol, que se juega en estadios abiertos muy amplios, el voleibol se juega en canchas cerradas”, recordó. 

El BSN, naturalmente, se apresta a jugar ahora a puertas cerradas en una burbuja y sin público, en gran medida gracias al respaldo gubernamental, que, entre otras cosas, se ha comprometido a costearle todas las pruebas diagnósticas. 

“A mí personalmente me gusta la idea de la burbuja”, dijo Cervera, “porque me gustan las innovaciones”. 

“Pero lo que le hace sentir un poco incómodo es que a pesar de que otros deportes como el béisbol y el voleibol también pidieron ayuda, al único que el gobierno quiso ayudar es al baloncesto”. 

Aparte de eso, dijo, “si al voleibol le hubieran ofrecido esa ayuda, lo primero que hubiéramos hecho hubiese sido preguntar: ‘y a las otras federaciones, qué?’” 

“Además de que me hubiese interesado saber de  dónde el gobierno estaba sacando esos fondos”, agregó. “Se está hablando de unos créditos contributivos que, hasta donde tenía entendido, estaban destinados a fomentar la industria del cine”. 

A la misma vez que ha dicho que ya el voleibol no comenzará en enero, como tradicionalmente lo ha hecho la rama femenina, el presidente federativo Dr. César Trabanco ha reiterado su recomendación de que ambas ligas jueguen torneos simultáneos, aunque en días distintos, pero Cervera tiene la impresión de que eso podría descartarse. 

“Por lo menos no está en la agenda para la reunión del día 7, y es una reunión donde la Liga Femenina va a estar decidiendo una fecha tentativa de inicio de temporada”, dijo. 

La liga masculina tiene pautada su reunión para el 14 de noviembre. 

“Yo sí creo que si se va a discutir que las dos temporadas se jueguen a la misma vez, debe haber una reunión conjunta de las dos ligas”. 

En todo caso, la fecha de inicio dependerá a su vez de varios factores, incluyendo, tal vez, de la existencia de una vacuna. 

“Y no solo de que haya una vacuna, sino que esté disponible masivamente en Puerto Rico”, dijo. 

La fecha de inicio decidida también incidirá sobre lo que se discuta acerca de las reservas de los equipos, en momentos que varios conjuntos tienen a varias de sus jugadoras jugando en el exterior. 

Actualmente, cada equipo puede reservar siete jugadoras, pero debe mantener como tales a todas las que estén jugando en el exterior. 

En teoría, en ese caso, las Criollas de Caguas, por ejemplo, solo podría contar desde el inicio de la temporada con dos de sus reservas, posiblemente  Karina Ocasio y Diana Reyes, si deciden proteger a Shara Venegas, Ana Sofía Jusino, Pilar Marie Victoriá, Jennifer Nogueras y Stephanie Enright. 

Francisco ‘Furiel’ Ramos, apoderado de las Criollas, ha hablado de la posibilidad de que se le permitan más refuerzos, al menos inicialmente, aunque otra opción podría ser que se aumente el número de reservas. 

“Se va a tocar el tema de las reservas”, dijo Cervera, “pero todo va a depender del inicio del torneo, en comparación con las fechas en que vayan terminando los torneos en el exterior”. 

En teoría, mientras más tarde sea el inicio del torneo local, más juegos podrían jugar aquí las jugadoras que estén en el exterior. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*